La Prensa
Criticó "la hipocresía de poner fichas en eso y no en exigir que Argentina rompa relaciones comerciales con Irán"

El rabino Bergman reconoció como un error de la designación de Fino Palacios en la Metropolitana

El candidato que decidió ingresar en política partidaria en el marco del proyecto de reelección del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, se definió como "frontal, que no se guarda nada" y aclaró que empieza como legislador "para aprender, desde abajo".

El rabino Sergio Bergman, primer candidato a diputado porteño del PRO, admitió que la designación de Jorge "Fino" Palacios en la Policía Metropolitana "fue un error", pero criticó "la hipocresía de poner fichas en eso y no en exigir que Argentina rompa relaciones comerciales con Irán, que es el Estado acusado de perpetrar el ataque a la AMIA".

El candidato que decidió ingresar en política partidaria en el marco del proyecto de reelección del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, se definió como "frontal, que no se guarda nada" y aclaró que empieza como legislador "para aprender, desde abajo".

Bergman contó que su inicación en la política arrancó  "en1994 con Memoria Activa (la organización forma tras el atentado terrorista a la AMIA). Continuó en el Diálogo Argentino que se creó después del colapso del 2001 y tuve un momento célebre en 2006, cuando participé en el acto de Juan Carlos Blumberg por la seguridad. Pasaron tres elecciones en las que dije 'no' a los cargos. Ahora tomé la decisión de trasvasar el recorrido de años de la política ciudadana y cívica a la partidaria.

En cuanto a su inclinación hacia el PRO, Bergman contó que decidió "crear un espacio nuevo e independiente, visualizando a los jóvenes y a nuestros hijos que no se quieren comprometer para darles nuevos espacios y participaciones. Desde ese lugar, es que tuvimos una invitación del PRO, que estaba en su propio proceso, de pasar de ser un partido vecinalista amarillo a un espacio plural que -con el fondo amarillo- suma todos los colores y permite crear una masa crítica de un movimiento que no tiene solo que ver con la figura del referente que es Mauricio y solo con la visión local de la Ciudad".

Al ser consultado por las críticas que recibe por parte de sectores de la comunidad judía, el rabino aclaró que "la gente tiene una imagen de que la comunidad judía funciona como una corporación donde están todos cautivos. Tenemos nuestras organizaciones y representación institucional muy válida y muy diversas. Las críticas no son un tema de la comunidad judía, son un tema de los militantes K, que utilizan la comunidad judía y los que son de la comunidad judía y son militantes k que hacen lo que yo trato de preservar, que es no usar la comunidad judía para hacer política. Yo para hacer política me salgo de la denominación comunitaria y juego las reglas de juego de la política".

Bergman reconoció que la designación del ex comisario Jorge Palacios como jefe de la Policía Metropolitana "fue un error, porque no se midieron las implicancias y las consecuencias de su designación. No era conveniente, sano, ni prudente que alguien que estaba imputado en la causa AMIA fuera designado en la Policía Metropolitana. Pero Palacios no estaba procesado, estaba imputado en una causa de 14 años. La pregunta es por qué es procesado exactamente en el momento en que es designado en la Metropolitana, que la ejerció 29 días. Eso es una chicana política que parece contaminar a toda la Policía".

El rabino no esquivó hablar sobre la causa de las escuchas ilegales por la que está con procesamiento firme el propio Macri y opinó que "las escuchas son una manipulación de la Justicia para un fin electoral y político. Una de las víctimas de la Amia (Sergio Burstein, el querellante de Macri) que participa en la causa de las escuchas es un militante y yo lamento que él utilice su estatus de víctima para su militancia. El es un instrumento y un cómplice, porque cuando te avisa que tenés pinchado el teléfono desde la SIDE y te mandan un patrullero a tu casa para que después mandes a tu hija a denunciarlo a una comisaría y la causa la agarra apenas se hace la denuncia, el juez Norberto Oyarbide...".