La música de ABBA inspira otra historia

Ambientada en los años ‘80, la trama de ‘Waterloo’ transcurre en un boliche y recupera el lado más rockero de la banda sueca. El director Nicolás Sorrivas y el actor Bruno Coccia analizan la puesta que debuta este martes en el Metropolitan.

A cincuenta años de la consagración de ABBA en el Festival de la Canción de Eurovisión, la llama del legendario cuarteto sueco se mantiene encendida, a pesar del distanciamiento oficial en 1982. El repertorio que la exitosa banda logró instalar en el mundo perduró mucho más que los matrimonios de Agnetha y Bjorn, de Benny y Frida, y el teatro musical le rindió honores creando argumentos a partir de esas composiciones. A la taquillera ‘Mamma mía’, que ahora mismo está en cartel en el Coliseo con Florencia Peña en el rol protagónico, se sumó en 2016 otro título basado en una idea de la productora Lorena ‘Loli’ Miraglia, que esta semana regresa a escena transformado.

‘Waterloo’ se dio a conocer en el Teatro Buenos Aires, con Caro Ibarra, Agustina Vera y Walter Bruno al frente del elenco. “Pero era prácticamente otra obra, con una puesta mucho más chica”, aclara Nicolás Sorrivas, director y adaptador (junto a Miraglia) de la nueva versión que debuta este martes en el Metropolitan. “A la obra la hemos aggiornado mucho, la anfitriona del boliche donde transcurre la acción es ahora una drag queen, y agregamos personajes como el que encarna Lucas Spadafora”, explica. “A mí, la música de ABBA siempre me gustó, ‘Mamma mía’ me parece una obra fascinante; pero en este caso dejamos de lado el sonido disco y nos enfocamos en la producción de los ‘80 del grupo, más cercana al rock and roll”.

 

 VINTAGE

Sorrivas creció rodeado de vinilos del cuarteto que instaló en el inconsciente colectivo canciones como ‘Dancing Queen’, ‘Chiquitita’ y ‘Money, money, money’. “Soy bastante vintage en mis gustos musicales -admite-, pero en este caso traté de hacer algo completamente distinto a ‘Mamma mía’, con tintes de ópera rock, no tan naif sino más oscuro”.

-Estando en cartel otra obra basada en los mismos temas, ¿les teme a las comparaciones?

-Sabiendo que van a venir fui a ver ‘Mamma mía’ y me encantó. Pero confío plenamente en que nuestro espectáculo hable por sí solo. Esto es ciento por ciento argentino, absolutamente nac & pop.

El elenco de ‘Waterloo’ surgió de audiciones abiertas de las que participaron unos 300 postulantes, Medio centenar pasó a la segunda instancia de selección y finalmente se eligieron seis intérpretes protagónicos, ocho de ensamble y dos swings. Al frente del equipo artístico se ubican Caro Domenech (‘Entrelazados’, ‘Heathers’) y Bruno Coccia (‘Kinky Boots’, ‘Mujercitas’), acompañados por Lucas Spadafora, Aitana Salvia, Cristian Zeballos y Naza Marozzi.