La Prensa

Mascherano mantuvo la incógnita para la formación del debut en el Mundial Sub 20

El seleccionador Javier Mascherano mantuvo hoy la incógnita para la prensa con respecto a la formación que mañana debutará en el Mundial Sub-20 cuando enfrente a Uzbekistán, por el Grupo A, en el Estadio Único Madre de Ciudades.

"No se lo di aún a los chicos", dijo Mascherano a la prensa, en los 15 minutos previos al entrenamiento dispuesto por FIFA, en el predio de Central Córdoba de Santiago del Estero.

El plantel pulió detalles con vistas al debut mundialista y la probable formación sería con: Federico Gomes Gerth; Agustín Giay, Lautaro Di Lollo, Valentín Gómez y Valentín Barco; Federico Redondo o Ignacio Miramón, Máximo Perrone, Valentín Carboni; Matías Soulé, Alejo Véliz y Brian Aguirre o Juan Gauto.

Mascherano revisó una planilla durante varios minutos, junto con sus asistentes Leandro Stillitano y Esteba Solari, en los primeros 15 minutos de la práctica, abierta para la prensa, antes de realizar ejercicios tácticos con los futbolistas.

Al regreso al hotel, Mascherano se detuvo varios minutos con los hinchas que aguardaron por la llegada del micro que trasladó a la delegación argentina.

El "Jefecito", tal como lo hizo antes de ir a la práctica, posó frente a las cámaras de los celulares y firmó algunos autógrafos.

Valentín Barco, la promesa de Boca, resultó otra de las figuras requeridas por la gente en la vía pública, en el segundo día del plantel argentino en Santiago del Estero a la espera del debut de mañana.

"Vinimos por Mascherano", coinciden los hinchas santiagueños

La primera práctica del seleccionado argentino Sub 20 en el día previo al debut en el Mundial se desarrolló en el predio de Central Córdoba de Santiago del Estero y contó con un puñado de hinchas que esperaron puertas afuera la chance de tomarse una foto.

"Vinimos por Mascherano", es el común denominador de los hinchas que sin estridencia, pero maravillados observaron la llegada del micro de la selección y se quedaron durante el entrenamiento, en una zona alejada del área metropolitana.

"Vine por Mascherano y para ver de cerca a la selección", dice Marcelo, de 47 años, con la camiseta de Central Córdoba de Santiago del Estero, quien aprovechó su rato libre del trabajo para estar en lugar de los hechos.

La presencia de Mascherano también motivó a Alicia y su pequeño hijo Fausto, ambos enfundados con la camiseta albiceleste. El niño de 6 años miraba desde lejos lo que sucedía en la cancha, mientras su mamá agradecía que el Mundial se dispute en la capital santiagueña

"Está bueno que no se juegue en Buenos Aires, porque siempre se hace allá", retruca Alicia, mientras observa de reojo la práctica.

A su lado aparece Jorge, quien luce una camiseta de Boca "autóctona" y si bien reconoce a Mascherano como la figura más saliente del Sub-20, se queda con Valentín Barco, la joven promesa xeneize, a quien no duda en llamar "Barquito".

Jorge también recomienda adegustar "las milanesas de bagre" y Alicia acota que "los tamales" son otra especialidad santiagueña.

El puñado de hinchas santiagueños dejó en claro que no se identifican tanto con el equipo, pero sí con Mascherano, el exjugador que supo ser un referente del seleccionado mayor, especialmente bajo la conducción de Alejandro Sabella en el Mundial de Brasil 2014.

Los rostros juveniles son "poco conocidos" aún para la gran mayoría del hincha santiagueño que si bien otorgó una calurosa bienvenida al plantel el jueves por la noche, vive con cierta moderación el Mundial Sub-20 en nuestro país.