La Prensa

Argentina y Países bajos cuentan con un parejo historial en mundiales

La selección albiceleste venció 3 a 1 en la final de 1978, y cayó 2 a 1 en los cuartos de 1998 y 4 a 0 en la segunda fase de 1974. Hubo dos empates 0 a 0: uno en primera ronda de 2006 cuando ambos equipos ya estaban clasificados y otro en semis de Brasil 2014, que terminó con el pase al partido definitorio para el conjunto nacional en los penales.

Argentina y Países bajos se enfrentarán en los cuartos de final de Qatar 2022 con un importante historial en Mundiales.

Ambas selecciones chocaron cinco veces en Copas del Mundo y la balanza está muy pareja: una victoria para la albiceleste, dos empates y dos triunfos para los europeos.

Es verdad que el partido más trascendental quedó para Argentina cuando en 1978 el doblete de Mario Kempes y un gol de Daniel Bertoni le dieron la primera copa del mundo al combinado nacional. El encuentro fue a tiempo extra, ya que en los 90 minutos se había concretado la igualdad por uno de los tantos del Matador yel de Dick Nanninga para la visita.

En el sumplementario, los ditigidos por César Luis Menotti atropellaron a la devaluada Naranja Mecánica y desataron la locura en el Monumental

Cuatro años antes, la historia fue diferente. En la segunda rueda del mundial celebrado en la  Alemania Federal, un equipo holandés en plenitud y con la figura desconllante de Johan Cruyff, apabulló las estériles resistencias de la Argentina dirigida por Vladislao Cap.

La entonces Holanda goleó 4 a 0 con dos tantos de Cruyff, uno de Ruud Krol y otro de Johnny de Repp.

La otra derrota sufrida por la Selección fue la de Francia 98. El partido, que terminó 2 a 1 pasó tristemente a la historia por el cabezazo que Ariel Ortega le propinó al arquero neerlandés Edwin van der Saar, por lo que el ex River fue expulsado.Patrick Kluivert abrió el tanteador, Claudio López marcó el empate parcial y Denis Bergkamp le dio la victoria a los europeos con un fuerte remate de derecha que doblegó la pobre resistencia de Carlos Roa, luego de controlar un largo pase cruzado que descolocó al defensor Roberto Ayala.

 

LOS EMPATES

Los otros dos partidos se dieron en Alemania 2006 y en Brasil 2014 con idéntico -0 a 0-  resultado pero con decenlaces muy distintos. 

Es que en suelo germano, las dos selecciones llegaron clasificadas a la última fecha del Grupo C. La mejor diferencia de gol dejó primera a la Argentina de José Pekerman. Ese quipo venció en octavos a México por 2 a 1, con aquel espectacular gol de Maxi Rodríguez y luego cayó por penales ante el conjunto anfitrión tras igualar 1 a 1 en el tiempo reglamentario.

La historia más reciente fue la vivida en Brasil 2014. Allí, la Selección chocó contra el equipo naranja en semifinales. El encuentro fue luchado y terminó sin goles para que Sergio Romero se convirtiera en heroe en los penales. Chiquito atajó los remates de Ron Vlaar y Wesley Sneijder para depositar a la albiceleste en la final.

Javier Mascherano, emblema de ese grupo, fue clave en ese partido, no solo por elevan la confianza del arquero argentino, sino por un cruce providencial sobre el final del tiempo extra a un remate de zurda de Arjen Robben a metros del arco del ex Racing.

Un nuevo enfrentamiento. Una nueva ilusión. Ahora se llama Países Bajos en lugar de Holanda, pero la memoria futbolera mantiene presente los anteriores duelos mundialistas.

El equipo que entrena Louis van Gaal es, tal vez, la primera amenaza concreta a los sueños argentinos.