La Prensa

Moreno dice que el Congreso debe intervenir con una Asamblea Legislativa como en 2002

El ex secretario de Comercio Interior y dirigente peronista Guillermo Moreno pidió que el Congreso de la Nación intervenga como lo hizo tras el estallido político y social de 2001, tras la renuncia de Martín Guzmán como ministro de Economía al remarcar que "la política tiene que resolver qué es lo mejor para el país y lo mejor es una Asamblea Legislativa".

Como férreo crítico del Frente de Todos, Moreno esta vez volvió a ir más allá y sostuvo que la salida de la crisis del Gobierno se debe resolver como hace 21 años, cuando la renuncia del por entonces presidente Fernando de la Rúa (y la sucesión de cuatro mandatarios interinos en una semana) derivó en que diputados y senadores terminen votando en forma conjunta a un sucesor, que finalmente fue Eduardo Duhalde.

"¿Cómo va a ser golpista?", reaccionó el ex funcionario nacional. "Hemos elegido al presidente Duhalde en una Asamblea Legislativa y nadie habla de un golpe", recordó y defendió su propuesta: "Es una ley constitucional".

Por otro lado, sostuvo que el Estado debe "reconstruir la relación con el sector privado" y que la coalición de gobierno no tiene la fortaleza y la confianza necesaria "ni afuera, ni adentro".

Moreno, en paralelo, se mostró en contra de una hipotética asunción de la vicepresidenta Cristina Kirchner ante una renuncia de Alberto Fernández a la presidencia.

"Digo que no, porque Cristina no tiene la posibilidad siquiera de hacer un gabinete", cuestionó quien fuera el ex secretario de Comercio Interior durante el primer mandato y la mitad del segundo de la ahora vicepresidenta, sobre la que ha sido muy crítico en los últimos tiempos. Tras la salida de Guzmán, el ex funcionario aseguró que la crisis económica hoy no tiene piso.

Según su visión, la relación entre el poder Ejecutivo y el sector privado "está absolutamente terminada". Además, habló de un oficialismo sin rumbo que hizo un "mamarracho" durante la última semana y anticipó que habrá "efectos graves" en el comercio y la producción.

Según Moreno, esta semana el dólar paralelo podría trepar hasta los 280 pesos. "Después de lo que hizo esta semana, este Gobierno perdió la posibilidad de tener una relación lógica con el sector privado.

Por eso, lo mejor para el país es que empecemos de vuelta en una Asamblea Legislativa, dentro de la ley y el orden", consideró.

Como parte de un agudo diagnóstico, Moreno agregó que los empresarios "ya no creen" y afirmó que "no hay más código" en su trato con el Estado.

Expresó que "ya no hay precios de referencia en la economía" y criticó que haya "diez tipos de cambio". Por último, dejó trascender que el dólar blue puede escalar a 270 o 280 pesos e hizo una salvedad sobre la famosa frase del "uso de la lapicera" que Cristina le pidió a Alberto para gobernar. 

"No es un problema de lapicera, si no entendemos el problema real. Hay que entender la lógica con el sector privado", concluyó.