La Prensa

Máximo Kirchner volvió a prender la mecha en la interna del Gobierno

Mientras el presidente Alberto Fernández es esforzó en su gira por Europa en bajarle el tono a la interna del Frente de Todos, el diputado nacional y presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, alzó la voz para incrementar las pujas en el oficialismo  volvió a poner en la mira al Jefe del Estado y en el ministro de Economía, Martín Guzmán.

"Cuando uno quiere conducir también debe saber obedecer", aseguró el líder de La Cámpora al hablar en un acto en el Club Podestá, en la localidad bonaerense de Lanús.

Tras una semana de silencio del kirchnerismo extremo durante la gira de Alberto Fernández por Europa, Máximo Kirchner se encargó de fijar la postura de la fracción más dura del oficilismo. 

"Nuestro pueblo se conduce obedeciendo. Cuando uno quiere conducir también debe saber obedecer. Y el pueblo manda. Para saber conducir hay que haber sido conducido. Lo que me preocupa como peronista, como militante es que la sociedad no se involucre en su destino y cuando los dirigentes pretenden surfear esa ola más que romperla, porque sino la ola se hace más grande", dejó en claro el titular del PJ bonaerense.

El hijo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner consideró que "los dirigentes que dicen que quieren representar a las mayorías se la tiene que bancar de pecho. No podemos por esto o por lo otro , dicen. Basta de esa dirigencia, los argentinos no las queremos". .

En cuanto a Guzmán, el diputado nacional renovó sus cuestionamientos al decir: "Escucho en los últimos días que el ministro de Economía dice dos cosas y dice más. Dice que no tiene apoyo político. Tenés el apoyo del FMI y de Kristalina Georgieva, de los movimientos sociales, del Presidente y de Clarín. ¿Qué más querés?".

Sus furibundas críticas fueron más allá. "Descubrí que hay una nueva causa de inflación: el debate político. ¿En serio creen que es por eso y no porque no ponemos el ojo donde tenemos que ponerlo? ¿En los formadores de precios? Nadie pide saltos bruscos ni locura. Lo decimos desde la responsabilidad", señaló Máximo.

En el único tramo de su encendido discurso en el que esquivó la interna en el Gobierno, el legislador le agradeció a Alberto Fernández "en nombre de los trabajadores" por "acompañar" el proyecto que presentó días atrás para adelantar la actualización del Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM).

"Gracias a Dios el presidente Alberto Fernández escuchó con buen tino y acompañó esa idea por lo cual no le agradezco yo en mi nombre sino en el nombre de trabajadoras y trabajadores", expresó el diputado en referencia al proyecto de ley que presentó junto a otros integrantes del Frente de Todos, con el fin de adelantar al mes de julio la totalidad de los aumentos del SMVM para 2022.

Además, incluyó en el agradecimiento "a quienes reciben un abrazo de las políticas públicas" a través de los diferentes planes sociales, ya que explicó que esos beneficios, "también están atados al Salario Mínimo, Vital y Móvil".