La Prensa

Aunque ya no es obligatorio, muchos estudiantes de la Ciudad siguen usando barbijo­

 

­Desde hoy, los alumnos de todos los niveles de las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires (CABA) están liberados de la obligación de llevar colocado el barbijo dentro del aula, aunque muchos chicos y padres decidieron seguir usándolo como medida de protección contra el coronavirus.­

Al mediodía, los alumnos de primaria de la Escuela N° 3 Juana Manso, en Belgrano, se retiraban de la institución en su mayoría con el barbijo colocado. Lucas (8), alumno de esta escuela, aseguró que "por ahora" seguirá usando el barbijo a pesar de que ya no sea obligatorio. Acompañado por su padre, el niño admitió sin embargo que "por momentos es incómodo" el tapabocas, pero que "tampoco molesta tanto, está bien".­

En general, tanto padres como docentes que egresaban de las instituciones educativas, permanecían también con sus barbijos puestos, mientras que los únicos que no lo llevaban eran los niños del nivel inicial.­

En tanto, una vez retirados del colegio, el uso del barbijo es dispar en los niños que caminan junto a sus padres por las calles aledañas a las instituciones escolares.­

Por su parte, Guillermina (15), estudiante de tercer año en el Liceo N° 9 Santiago Derqui, aseguró que su colegio "todavía no avisó nada", aunque confió en que lo harán en cuanto inicie la jornada del turno tarde, al cual ella asiste.­

Previo a ingresar a clases, la joven expresó que pese a ya no ser obligatorio, seguirá usando su barbijo dentro de la escuela. "Si es opcional lo voy a seguir usando porque yo vivo lejos del colegio y viajo en subte donde hay mucha gente, entonces para cuidarme a mí y cuidar a mis compañeros yo lo voy a seguir usando", señaló.­

Asimismo, añadió que, previo a esta medida, la mayoría de los profesores les pedían que se coloquen bien los barbijos "cuando ven que lo tenemos mal puesto" y que, en general, su uso "se respeta bastante bien".­

A diferencia de los más chicos, en su mayoría se ve que los adolescentes se retiran el barbijo a poco de salir del colegio, aunque se lo vuelven a colocar para ingresar a negocios o transporte público­

El viernes pasado el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, explicó que la decisión fue adoptada debido a "una situación sanitaria mucho más favorable" en la cual "la tasa de contagiosidad es menor a 1, el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva es el más bajo de toda la pandemia" y resaltó también el "avance del plan de vacunación".­

­VIZZOTTI­

En tanto, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, insistió en sostener el uso obligatorio del barbijo en la escuela y otros espacios cerrados ante la llegada del otoño y frente al aumento de circulación de virus respiratorios, como la influenza.­

"Está disminuyendo la circulación de SARS-CoV-2 en forma sostenida desde hace 7 u 8 semanas, también están en baja las internaciones y las muertes por coronavirus. Sin embargo, tenemos un aumento inusitado, que es muy importante en número y adelantado de los virus respiratorios, como en este caso es la influenza'', dijo Vizzotti.­

"La preocupación de todas las carteras sanitarias del país es el aumento de las enfermedades respiratorias en el ámbito escolar, que es un ámbito donde los chicos están un tiempo prolongado, con contacto permanente. Por eso, teniendo en cuenta la presencialidad plena y el inicio del otoño, la recomendación unánime es sostener el uso de barbijo, recomendarlo no sólo en la escuela sino también en los lugares cerrados", remarcó la funcionaria.­

Por su parte, el ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, remarcó  que los ministros de Salud reunidos en el Consejo Federal de Salud (Cofesa) decidieron sostener el uso del barbijo obligatorio, al menos "durante marzo y abril", y luego evaluar las condiciones sanitarias , ya que advirtió sobre el riesgo de la nueva subvariante de ómicron en Asia y Europa, y la llegada de las bajas temperaturas.­