La Prensa
LP Gaming & Tecno

La programación llega a la escuela pública de la Provincia

Es sabido que la programación es uno de los trabajos del futuro, y eso queda demostrado en las ofertas de trabajo existentes en este sector.

Varias empresas ya piensan en cómo lograr que los jóvenes de hoy tengan los herramientas necesarias para al momento de elegir una carrera posean conocimientos previos que los ayuden a lograr su inserción laboral inmediata en ese mercado.

Es por ese motivo que durante el año pasado surgió una iniciativa que fue impulsada y financiada por Complex Social Innovation Lab, y que consistió en la enseñanza del primer nivel de educación digital de Digital House, denominado “Kick-Off 1”.

Digital House es una organización mundialmente reconocida por la educación en tecnología, la cual transforma la vida de las personas desarrollando habilidades digitales que impactan en la sociedad; a la vez que ofrece formación totalmente a distancia bajo una metodología innovadora y poniendo especial foco en la práctica digital.

Y este primer nivel culmino recientemente cuando Complex Social Innovation Lab y Digital House entregaron las certificaciones a alumnos de la primera camada de la “Prueba Piloto en Programación”, la cual  estuvo compuesta por estudiantes de 5to grado pertenecientes a las Escuelas Públicas de la Provincia de Buenos Aires Nº 14 y Nº 21 de Tigre. 

La iniciativa, que transcurrió durante todo el año pasado, consistió en capacitar en primera instancia a docentes de la propia escuela pública para que sean ellos mismos quienes dicten clases de programación a niños de primaria, algo nunca antes realizado. La primera camada de la prueba piloto de chicos de 5to grado se graduó con éxito a fin de año.

Durante la cursada, los chicos aprendieron a diferenciar el hardware del software, pudieron conocer qué es un algoritmo y escribir un primer algoritmo con instrucciones de alguna secuencia de la vida cotidiana, todo ello en el marco de comprender el lenguaje de programación. Además, conversaron sobre la propia identidad digital y los riesgos de compartir información personal y privada en las redes sociales, acercándose también al concepto de fake news, algo tan de moda en este momento, entre otras temáticas abordadas.

Esta articulación público-privada representó un hito, ya que por primera vez se logró llevar la programación a la escuela pública como parte de la cursada. Los alumnos desarrollaron un videojuego como trabajo final integrador donde el personaje alcanzaba su objetivo respondiendo correctamente distintas preguntas, las cuales tenían como eje la información y la desinformación intencional, abordando así el concepto de fake news

Este logro se pudo realizar gracias al trabajo coordinado de distintos actores que suelen tener injerencia en proyectos educativos en la escuela pública: ministerios de educación, sindicatos docentes, consejos escolares, inspectores distritales y municipios. El papel de Complex  Social Innovation Lab fue armonizar y alinear los intereses de todos los jugadores involucrados para lograr los ambiciosos objetivos del proyecto.

Ignacio Mazzocco, fundador de Complex   Social Innovation Lab, señaló que “es un día muy especial porque conseguimos tender puentes eficaces entre distintos actores del ámbito público y privado que tienen la capacidad real de determinar la calidad de la educación pública. Por cómo está el mundo hoy, y por el momento histórico que estamos atravesando, la tecnología es la única herramienta disruptiva que puede potenciar a las futuras generaciones de niños y jóvenes”, sentenció durante la ceremonia de entrega de diplomas.

A partir del éxito de esta prueba piloto, Ignacio Mazzocco tiene previsto escalar el proyecto y promover las habilidades digitales y la tecnología en escuelas públicas, alcanzando a más de 10.000 estudiantes durante este año y de forma absolutamente transversal: trabajando con municipios y provincias de todo el país.

Por su parte, el secretario de Educación de Tigre, Renzo Heredia, comentó: “Estamos muy felices de haber sido el primer municipio del país en introducir la Programación tanto en la formación docente como en las actividades regulares de los alumnos. Creemos que este hito es un antes y un después en la relación que la Escuela Pública tiene con la tecnología y con las oportunidades del mercado laboral del futuro. Creemos que el desarrollo público-privado de nuestro municipio con Digital House y Complex Innovation fue crucial para dar este paso histórico en la educación pública.”

Una gran idea que logra conjugar lo público y lo privado en beneficio de las nuevas generaciones.