La Prensa

Putin obliga a las grandes tecnológicas a abrir oficinas en Rusia

Incluye a redes sociales, a servicios de vídeo como YouTube y Twitch.tv, aplicaciones de mensajes instantáneos, servicios de correo electrónicos, buscadores, proveedores de alojamiento y tiendas en línea.

 

El presidente ruso,Vladimir Putin, puso en alerta a los gigantes tecnológicos extranjeras firmando un nuevo proyecto de ley que obliga a estas compañías a abrir oficinas de representación en territorio ruso; de no hacerlo, estarán siendo sancionados o bloqueados completamente del país.

Las decisiones de Putin, al igual que su forma de gobernar, han sido cuestionadas internacionalmente de forma constante. Sin embargo, aún las compañías u otras entidades no se han pronunciado sobre esta nueva medida. La mencionada ley se enmarca en la política más amplia de Rusia de castigar con multas y otras restricciones a los gigantes de internet estadounidenses por no borrar contenido prohibido por la ley rusa o por bloquear contenidos de medios de comunicación rusos.

¿Deben hacerlo todas las empresas tecnológicas? No, la normativa se dirige a las compañías con una audiencia diaria por encima de los 500.000 en Rusia; aquellos responsables de estas oficinas deberán representar los intereses de sus matrices, asumiendo completa responsabilidad en caso de violentar alguna ley local y también, fungir como principal vía de interacción con las autoridades rusas.

Las empresas también deben abrir una junta en la web de Roskomnadzor, el regulador ruso de las comunicaciones.

En concreto, la lista preliminar de empresas incluye a redes sociales (Facebook, Instagram, TikTok y Twitter), a servicios de vídeo como YouTube y Twitch.tv, aplicaciones de mensajes instantáneos (WhatsApp, Telegram, Viber), servicios de correo electrónicos (Gmail), buscadores (Google, Bing), proveedores de alojamiento (Amazon, Digital Ocean, Cloudflare, GoDaddy) y tiendas en línea (Aliexpress, Ikea) e Wikipedia.

Las autoridades también pueden prohibir la distribución de anuncios rusos sobre la empresa sancionada, ya sea esta local o internacional. En marzo, el regulador ruso Roskomnadzor decidió ralentizar la publicación de fotos y vídeos de la red social Twitter por el «incumplimiento sistemático» de la legislación rusa, medida que solo ha levantado parcialmente después de que la empresa comenzara a retirar contenidos prohibidos.

El contenido prohibido que deben eliminar son los referidos a incitación a menores al suicidio, pornografía infantil, consumo de drogas o llamamientos a participar en protestas no autorizadas, como las que tuvieron lugar en apoyo del líder opositor ruso, Alexéi Navalni, actualmente en prisión por un antiguo caso penal tras sobrevivir un envenenamiento en agosto del año pasado.