La Prensa

El último viaje de Descartes

Invierno sueco
Por Matías Wiszniewer
Letra Viva. 430 páginas

En 1649, Descartes contaba con 53 años y hacía dos décadas que se encontraba viviendo en Holanda. Cansado, quizás, de la desaprobación hacia sus teorías que solía recibir, el gran pensador francés decidió aceptar la invitación de la Reina Cristina de Suecia, de tan sólo 23 años, para viajar a Estocolmo y convertirse en su profesor de filosofía, sin saber que sería su último viaje. 

Es justamente ese momento el que da inicio a esta novela basada en hechos reales sobre la vida de Descartes. El 1º de septiembre de 1649 a bordo ya del galeón Scepter de la corona sueca que lo llevará rumbo a Suecia, el filósofo comienza a escribir un diario de viaje y las memorias sobre su vida. Son 39 días durante los cuales, jornada a jornada y de manera paralela, va narrando las peripecias de la travesía (junto al capitán Fleming) y los momentos más sobresalientes de su vida y sus teorías.

El sustento principal de este trabajo es la tarea de investigación que realizó su autor, Matías Wiszniewer (Licenciado en Ciencias de la Comunicación y escritor) quien viajó por la mayoría de los lugares donde vivió o estuvo Descartes, lo cual le permite -desde su imaginación- ofrecer una recreación creíble y sustentable acerca de los hechos que no se tienen constancia.

La investigación incluyó, por ejemplo, el recorrido por sus viviendas, las ciudades donde vivió o universidades donde estudió, un encuentro con el profesor Theo Verbeek, de la Universidad de Utrecht (Holanda) considerado como uno de los más importantes especialistas en cartesianismo, o una visita por el Musée de l"Homme, el gran museo de antropología de París (donde se encuentra el cráneo de Descartes), de la mano de su director Philppe Mennecier.

El diario ficticio de Descartes finaliza el domingo 10 de octubre de 1649, tras su arribo al puerto de Estocolmo. Tan solo cinco meses después fallecería. Siempre se creyó que por una pulmonía a causa del duro invierno sueco, pero a fines del siglo XX se comenzó a investigar un posible envenenamiento con arsénico, por las diferencias que tenía con la realeza sueca.

Uno de los aciertos de este libro, más allá de las numerosas y valiosas fotos que ilustran los lugares protagonistas de sus memorias, es el agregado de lo que el autor denomina "Apostillas desde Buenos Aires (Siglo XXI)", en las cuales se cuentan hechos históricos y detalles que complementan lo narrado en el "Manuscrito de René Descartes", dándole al lector el contexto histórico en el que vivió el filósofo.