La Prensa
VISTO y OIDO

La mayor preocupación

El gobierno apostó todas sus fichas a una cuarentena rígida. Quiere mostrar al presidente “cuidando a los argentinos” y las primeras encuestas registraron un alto índice de aprobación al encierro. Pero con matices, porque una encuesta de D´Alessio-Irol  registró que lo que más preocupa a quienes se quiere cuidar no es el virus, sino la economía. Según la medición el 76% esta preocupado por los efectos del confinamiento colectivo sobre la actividad. En realidad, el coronavirus es la tercera preocupación de la sociedad (63%). La antecede la inflación: 64%.

Impacto económico

Otro dato de interés electoral de la encuesta es la estimación sobre el impacto de la cuarentena dispuesta por el gobierno. Todos coinciden en que será negativo, pero lo llamativo son las cifras desagregadas por el voto a presidente. Los que votaron a Fernández creen que será levemente negativo (42%) y muy negativo (39%) mientras que lo que lo hicieron por Macri lo ven al revés 17% y 75%, respectivamente. Se confirma que la expectativa es mala, pero menos para los votantes del PJ. Habrá que ver cómo reaccionan ante un colapso económico.

Conurbano I

El miércoles el presidente se reunió con curas villeros en Olivos. El informe que recibió fue tan preocupante que tras el encuentro Máximo Kirchner se fue a recorrer asentamientos del conurbano. El hijo de la ex presidenta participa de forma activa en la busca de estrategias para la contención social en las villas, alertado por los intendentes que tienen una relación tensa con Axel Kicillof. En los primeros tramos de la crisis dos son los dirigentes más afectados: CFK, que se aisló en el Calafate, y el gobernador, que es su representante en la provincia.

Conurbano II

Para ratificar la alarma de los curas villeros circularon en las redes posteos con escenas de aglomeraciones callejeras en Ciudadela (Fuerte Apache) y La Matanza. Son escenas que causarían vértigo al sanitarista más negligente. Mientras las fuerzas de seguridad persiguen infractores que circulan en automóvil en CABA, en las zonas carecientes del conurbano no hay control, a lo que se suma el hacinamiento en las villas y la falta de infraestructura. Si el coronavirus penetra en esas zonas el contagio será rápido y los desbordes, difíciles de contener.