La Prensa

Séneca en Hollywood

RAZON Y FE

Días atrás se conoció que la vida del filósofo Séneca estaría llegando a Hollywood. Quien lo personificaría sería el conocido actor John Malkovich, y la trama estaría centrada en la relación entre el filósofo romano y su pupilo, el emperador Nerón.

El film estaría ambientado en el año 49 d.C. cuando el filósofo -profundamente influido por las enseñanzas de los estoicos- se convirtió en tutor de Nerón, en ese momento hijo adoptivo del emperador Claudio. Tras la muerte de éste, en el año 54, Nerón se convierte en el nuevo emperador.

Sus primeros años de gobierno fueron, de alguna manera, moderados y ejemplares debido a la influencia que mantenía sobre él Seneca, quien se convirtió en su consejero más cercano. Pero con el transcurso de los años, esa relación amistosa y de respeto se transformó en un feroz enfrentamiento, a raíz de los excesos en que caería el emperador y las injusticias a las que llevaría a su imperio. Nerón, en un primer momento, buscó asesinar al filósofo, quien se retiró de la vida pública para dedicarse a la escritura.

En el año 65 fue acusado, sin ningún tipo de pruebas, por el mismo Nerón de querer asesinarlo. El hecho central sobre el cual rondaría la película que aún no tiene fecha de filmación. Séneca fue condenado a muerte. Decidió suicidarse abriéndose las venas.

"De la brevedad de la vida", su obra cumbre, fue escrito en el año 55, un año después que Nerón se convirtiera en emperador y está dedicada a Paulino, su cuñado. En ella plantea lo esencial de valorar la vida en cuanto a las obras importantes que se lleven a cabo.

El mismo Séneca planteaba que la mayor parte de los mortales se queja "porque se nos ha engendrado para un período escaso de vida, porque el espacio de tiempo que se nos da transcurre tan veloz, tan rápidamente que, con excepción de unos pocos, casi todos los demás quedan inhabilitados ya en la propia preparación de la vida. Y ante este mal, que según creen es general, no solloza solamente la masa y el vulgo necio, también este mismo sentimiento ha sacado quejas de personajes esclarecidos".

Y al respecto, explica: "No tenemos un tiempo escaso, sino que perdemos mucho. La vida es lo bastante larga y para realizar las cosas más importantes se nos ha otorgado con generosidad, si se emplea bien toda ella. Pero si se desparrama en la ostentación y la dejadez, donde no se gasta en nada bueno, cuando al fin nos acosa el inevitable trance final, nos damos cuenta de que ha pasado una vida que no supimos que estaba pasando".

El gran filósofo estoico reafirma: "Es así: no recibimos una vida corta sino que la hacemos corta; no somos menesterosos de ella sino derrochadores. Tal como unas riquezas cuantiosas y principescas, cuando caen en manos de un mal amo, en un instante se disipan, y al revés, cuando, pese a ser escasas, se entregan a un buen custodio, crecen al emplearlas, igualmente la existencia se le expande mucho a quien bien la organiza. ¿Por qué nos quejamos de la naturaleza? Ella se porta benévolamente; la vida, si sabes usarla, es larga".

La película, si llega a buen puerto, será una interesante opción para los momentos de ocio, y una muy buena oportunidad, si es que así se plantea, para dejar inmejorables instantes eternos de reflexión y sabiduría.