La Prensa

"En Comodoro Py hay politización"

Sobre la corrupción, Moldes se preguntó: ¿Quien es más culpable, la que peca por la paga o el que paga por pecar?. En una entrevista exclusiva con La Prensa, el fiscal alegó -sin embargo- que más le preocupa la judicialización de la política. Se mostró sorprendido por el impacto que generó en la sociedad el Gloriagate. Nunca vimos un fenómeno como este, sostuvo.

"Me parece que hay un sector que no va a cambiar su visión de la cosa pública, en razón o a causa de los hechos de corrupción que ahora efectivamente han originado un desborde en las investigaciones. Los sectores medios y medios altos le dan importancia. Otros dicen: "Yo antes, aunque los del gobierno robaban, estaba mejor"".

De esta manera comenzó el diálogo que La Prensa mantuvo en el edificio de Comodoro Py 2002 con Germán Moldes, fiscal general de la Cámara Federal metropolitana, y de conocida actuación en la causa de los cuadernos K, quien en términos procesales mantuvo o adhirió al dictamen presentado ante la sala I de ese tribunal, el fiscal de primera instancia Carlos Stornelli.

Como se sabe, el juez Claudio Bonadio consideró como jefa de la asociación ilícita a Cristina Fernández de Kirchner y la procesó en octubre con prisión preventiva. Moldes pidió que una vez confirmada la resolución por la Cámara, se le quiten los fueros a la ex presidenta y sea detenida de manera "inmediata". Bonadio dictó los procesamientos (que también alcanzaron a financistas y empresarios) por los presuntos delitos de asociación ilícita, dádivas y cohecho, y tomó como punto de partida las anotaciones que hizo Oscar Centeno, -chofer de Roberto Baratta, colaborador inmediato de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación-, más las declaraciones de veinte arrepentidos.

- ¿A qué se debe, más allá de las suspicacias políticas, ese avance en las investigaciones judiciales?

- Pasó por varios motivos, pero fundamentalmente por la efectivización del instituto de la prisión preventiva que, contra lo que se dice y arguye, no es una doctrina. No hay una "doctrina Irurzun". La prisión preventiva está en el Código Procesal Penal.

- Según datos estadísticos, ¿cuántos detenidos con prisión preventiva y sin condena hay en la Argentina?

- Le doy datos precisos. El Servicio Penitenciario Federal -no los Servicios Penitenciarios provinciales- hizo saber que son 7.378 detenidos. Quiero decir que hay 7.378 individuos con prisión preventiva y sin condena. Son el 58,9% de los presos. Y condenados hay 5.321. O sea, el 41,8% de los presos. Sin embargo, nos rasgamos las vestiduras, porque están con prisión preventiva y sin condena 4 o 5: De Vido, Baratta, Jaime, Esteche. La aplicación de la prisión preventiva, prevista en el Código Procesal Penal, fue lo que destrabó la situación, al unirse con la ley del arrepentido.

- ¿Cómo evalúa técnicamente esa ley?

- Es deplorable.

- Pero ha sido útil a los fines de la investigación...

- Eso es otra cosa. Se trata de una ley incompleta. Un muy buen intento, aunque se ha quedado a mitad de camino. Por ejemplo, yo tengo un año para verificar que los dichos del arrepentido sean veraces, confiables. El arrepentido tiene que decir la verdad, sino aparte de las penas que le corresponden por falso testimonio, enfrenta otra pena por haber mentido. Tiene un agravante. No puede embromar mucho. Ahora bien: si pasó el año y no se hicieron las diligencias como a menudo suele pasar, ¿qué hacemos? ¿Le damos otro año? ¿Lo pide él, se lo da el juez de oficio, los funda el abogado? La ley nada dice. Tiene que salir una norma complementaria para tapar los agujeros de los cuales esta ley adolece. En definitiva, el procedimiento es válido, pero la ley es incompleta y necesita de instrumentos normativos que la complementen. O sea, armas más útiles, más dinámicas. Y que los fiscales puedan contar con el respaldo del cual actualmente carecen.

- ¿Qué diferencias podrían establecerse entre el valor justicia y el Poder Judicial como institución?

- Los conceptos, los grados de tolerancia de la sociedad, evolucionan. En una época se veía aceptable que un individuo podía llegar a pegarle a su mujer. Hasta hubo mujeres que decían: "Mi marido me pegó porque me quiere". El concepto de justicia tiene distintas facetas. Hasta hay algunos que son más absolutos, Por ejemplo, la belleza. Es mucho más fácil detectar cuando algo es o no bello, que cuando algo es o no justo. Esto último depende de un montón de variables. En cuanto al Poder Judicial, éste tiene el deber de adaptarse a las exigencias de la sociedad, en el momento que le toca vivir.

IMPACTO DEL GLORIAGATE

- ¿Cuál es la lectura que puede hacerse del caso de los cuadernos K, ya sea en el plano investigativo, así como por el impacto que tuvo en la sociedad?

- Nunca vimos un fenómeno como éste. Nunca vimos que vinieran empresarios de primerísima línea, que han navegado todos los mares y afrontado todos los vientos: con los militares, los peronistas, los radicales. ¡Y si vinieran los marcianos, también harían obra pública! Nunca vimos empresarios de ese fuste venir acá a decir: "Yo una coima tuve que pagar para poder trabajar". Eso yo nunca lo había visto. Entonces me parece que estamos frente a un cambio.

En la causa de los cuadernos, Moldes defendió la continuidad del juez Bonadio. A su vez consideró que gracias a la figura del arrepentido "se han logrado avances nunca vistos en el esclarecimiento de los gravísimos hechos de corrupción que forman parte de la más negra historia de la Argentina".

En ese contexto, Moldes sostuvo que la ley del arrepentido "es perfectible" y pidió una pronta revisión que "sin descuidar la formación y capacitación necesarias para esta nueva función, haga su aplicación más ágil y efectiva".

REPARTO DE CULPAS

- ¿Cómo se pondera el reparto de culpas por el pago de sobornos? ¿La responsabilidad es solo del funcionario, o alcanza tanto a éste como al empresario?

- En un memorial que se hizo bastante conocido, y que lo citan todavía, cosa que nunca digo, la Justicia había centrado el enfoque sobre los funcionarios que habían percibido comisiones ilegales, pero dejó de lado a los empresarios que las habían pagado. Yo presenté ese memorial que se denominaba: "Hacen falta dos para bailar el tango". O sea, no me vengan a decir que hubo uno solo. En ese reparto, uno puso la plata y otro la agarró. Y terminé diciendo (NdeR: una poesía de Sor Juana Inés de la Cruz): ¿Quién es más culpable? ¿La que peca por la paga o el que paga por pecar? Eso es lo que dije textualmente. De manera que hasta el día de hoy, eso se comenta.
Así, Moldes aludió a la causa en que la Cámara Federal investigó al empresario Claudio Cirigliano, dueño de Trenes Buenos Aires, por haber entregado dádivas a Ricardo Jaime, cuando éste era secretario de Transporte de la Nación. En esa oportunidad, junio de 2011, el tribunal declaró que el caso estaba precripto contra Cirigliano, pero no contra Jaime.

SITUACION PROCESAL

- ¿En qué situación procesal se encuentra actualmente la causa de los cuadernos?

- Sostuve genéricamente, o adherí al dictamen del fiscal de primera instancia, Carlos Stornelli, pero ahora habrá que hilar más fino. Entre esas 71 empresas necesariamente tiene que haber moros y cristianos. No todos van a tener el mismo grado de responsabilidad. No es igual uno que realizaba una obra como El Chocón que el que hacía la vereda de la calle Cucha Cucha. Seguramente la Cámara Federal se encargará de ahondar en la delimitación las responsabilidades. Ya se cumplió con el cronograma de audiencias. Esperamos el dictado de la resolución, para la primera semana o primera quincena de diciembre. Mantuve el recurso de Stornelli en algunos aspectos con más entusiasmo que en otros, pero esto también hay que decirlo: es un asunto de la suficiente importancia y trascendencia como para merecer que los jueces se pronuncien. Si yo no le sostengo el recurso a Stornelli, estoy abortando la investigación. En cambio así, los magistrados tienen al menos la posibilidad de emitir su opinión. Yo adherí en algunos casos con entusiasmo y algarabía, y en otros con, digamos, menor bullicio. Que los jueces tengan ocasión de ver todo. Después, ellos deciden. En síntesis, los pasos procesales se cumplieron cuando yo mantuve el recurso y los abogados de los apelantes tuvieron su audiencia y fundaron las razones por las cuales hacían saber su disconformidad mediante la apelación.

- ¿Qué suerte corrieron los recursos de nulidad?

- Varios defensores interpusieron recursos de nulidad. Nosotros los rechazamos. De eso hay mucho para hablar. No todo es prolijo. En el dictamen de Stornelli hay cuestiones que podrían haber sido objeto de una mayor pormenorización. Los fiscales tenemos una instrucción de la Procuración General de la Nación, según la cual, en la medida de lo posible, debemos pronunciarnos por la validez de los actos procesales cumplidos. Es decir que la nulidad debe ser un remedio procesal absolutamente excepcional. Por eso somos muy parcos al dictar las nulidades. Tiene que ser realmente una falla muy grosera.

En cuanto al funcionamiento de una asociación ilícita, Moldes sostuvo ante la Cámara y ratificó a La Prensa que "es jefe de una asociación ilícita quien detenta un dominio mayor del quehacer delictivo por ser el único con capacidad funcional para conducir, actuar o desactivar el accionar de la banda, de manera tal que los otros deben rendirle cuentas constantemente, pues es el jefe quien tiene la última decisión. Esos jefes, a su vez, pueden ser también organizadores o delegar en otros esa función, pero siempre, imparten directivas y ordenan jerárquicamente la asociación. En el presente caso, hablamos de Cristina Elisabet Fernández, viuda de Kirchner", aseveró el fiscal.

- ¿Cómo percibe, desde su función, la politización de la Justicia, y su correlato, o sea la judicialización de la política?

- En Comodoro Py, la politización existe. Pero más me preocupa el segundo aspecto. Hoy, en lugar de haber propuestas, veo como un diputado o senador denuncia a Fulano, y también a Mengano. A veces, son presentaciones legales de muchos años atrás. Ahora bien: yo a ese autor de la denuncia le pregunto: con la economía, ¿qué vas a hacer?; con la obra pública, ¿qué vas a hacer?; con el transporte, ¿qué vas a hacer? ¡No hay un solo proyecto! ¡No tienen la menor idea! Ni los del Gobierno, ni los de la oposición. Tampoco los de la derecha, los del centro, o los de la izquierda. Ninguno. Todo lo que dicen es: "Yo lo denuncié".

- ¿Con qué herramientas deberían contar los fiscales para mejorar o acelerar las investigaciones?

- En el proyecto del Código Procesal Penal está previsto el sistema acusatorio. No me voy a pronunciar sobre eso porque no tengo elementos todavía. En algunas provincias ha funcionado. En ciertos lugares el resultado fue positivo. Y en otros no tanto. Los jueces van a ser muy celosos, pero los fiscales tendrán mayores facultades y también mejores recursos. Es algo que está en camino. No podría evaluarlo ahora.