La Prensa

Cámaras de Pymes manifestaron preocupación por el fallo de la Corte

 

 Directivos de cámaras que nuclean a pequeñas y medianas empresas manifestaron su preocupación y advirtieron por el cierre de empresas y la pérdida de puestos laborales en el sector, al quedar excluidos del fallo de la Corte Suprema que anuló la suba de tarifas del gas.

En ese marco, los principales dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA) se reunirán este martes para analizar los alcances del fallo judicial que mantuvo vigente el incremento de las tarifas para los usuarios no residenciales, con un tope de 500 por ciento de incremento en la facturación.
Uno de los principales referentes de la central fabril explicó a DyN que "más allá de todo, igualmente el panorama no es optimista", ante el actual escenario de "profunda caída" de la actividad, y en el que "no se ve la luz al final de túnel". 

El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, advirtió en diálogo con esta agencia que el fallo del máximo tribunal "deja a la intemperie a las pymes", y adelantó: "Vamos a reservarnos el derechos de tomar medidas cautelares donde veamos que sobrepasa la capacidad de pago". "Nos ha sorprendido que se haya excluido a las pymes de la protección del fallo de la Corte que involucra al sector residencial", admitió Cornide, quien señaló "especialmente las de sector industrial de uso intensivo, tienen fragilidad muy grande respecto del tarifazo y tan es así que las hacía inviables en muchos casos".
En igual sintonía, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) conducida por Eduardo Fernández previno que ante esta situación "se perderán miles de empresas y puestos de trabajo".
"En el actual contexto de recesión, caída de la actividad, aumentos de precios e ingreso de importaciones, la vigencia de un cuadro tarifario con aumentos como los que dispuso el Poder Ejecutivo resulta insostenible para miles de unidades productivas, del comercio y los servicios", aseguró.
La institución planteó que "el límite del 500 por ciento con retroactividad del cobro de facturas sigue resultando desproporcionado y confiscatorio". Por su parte, el presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina (CAMIMA), José Luis Ammaturo, manifestó a DyN que "nos preocupa el aumento del costo, pero más nos preocupa la falta de energía; del aumento de la tarifa nos podemos quejar, pero mucho peor es no tener gas".
"Hay un 5 por ciento en el que hay preocupación porque en algunos procesos la incidencia es alta y en ese caso podrían presentarse amparos", indicó el empresario.
En tal sentido, el titular de CAMIMA reiteró que la falta de energía "nos va influir incluso en posibilidad de generar nuevas inversiones"