La Prensa

Para el ex vicegobernador de Santa Cruz, Cristina "no puede decir que desconocía" los manejos financieros de Báez

Eduardo Arnold sumó que "no" confía "ni en Casanello ni en (el juez Daniel) Rafecas" porque fue "testigo" y le "consta las órdenes que recibían cuando era Kirchner presidente".

El ex vicegobernador de Santa Cruz Eduardo Arnold dijo que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner "no puede decir que desconocía" los manejos financieros del detenido Lázaro Báez, al vincular al empresario investigado por presunto lavado de dinero con el ex presidente Néstor Kirchner.

"Ella no puede decir que desconocía todo esto, porque hay que ser muy tonto para decir que no se daba cuenta de las relaciones que tenían (Kirchner y Báez)", sostuvo el ex gobernador en radio Nacional.

Agregó que "ella era muy metida, estaba allí todo el santo día y ella consultaba todo por teléfono (a Néstor). Las decisiones luego las tomaba él, pero ella no puede decir de ninguna manera que no sabía, porque además, heredó", acusó el ex gobernador.

También dijo que el presidente fallecido "tenía una adicción compulsiva, una enfermedad casi, con eso de abrazar las cajas (de dinero)".

"Yo no tengo ninguna duda de que Lázaro Báez era un simple empleado de Kirchner y desde allí armó su fortuna, que es la fortuna de Kirchner", puntualizó Arnold.

También apuntó contra el juez que entiende en la causa, Sebastián Casanello, al afirmar que "no" cree en él y lo acusó de "haberle dicho (a Báez)... 'cuidado que te vamos a ir a allanar', hace 20 días".

Arnold sumó que "no" confía "ni en Casanello ni en (el juez Daniel) Rafecas" porque fue "testigo" y le "consta las órdenes que recibían cuando era Kirchner presidente".

En la misma línea conjeturó que el manejo de dinero físico se realizaba en forma "burda" porque Néstor Kirchner "era tan desconfiado que de ninguna manera iba a sacar plata afuera".
"No creía en los bancos"
, finalizó.