La Prensa

Carlés: "Nunca fui militante de la Cámpora, ni de Justicia Legítima"

El candidato a integrar la Corte Suprema de Justicia afirmó que no cree que exista un "partido judicial" sino que "se han visibilizado distintas posturas sobre la justicia", lo cual es "muy positivo" para la sociedad. Afirmó que "no hay que discriminar a nadie ni por joven ni por viejo, ni siquiera estoy de acuerdo con la limitación temporal de los 75 años".

El candidato a integrar la Corte Suprema de Justicia, Roberto Carlés, aseveró hoy que "nunca" fue militante de La Cámpora ni de Justicia Legítima, y afirmó que no cree que exista un "partido judicial" sino que "se han visibilizado distintas posturas sobre la justicia", lo cual es "muy positivo" para la sociedad. 

"Nunca fui kirchnerista. Apenas se anunció mi postulación se dijeron dos cosas: que era militante de La Cámpora y de Justicia Legítima. Nunca lo hice. He tenido militancia, sí. El día que cumplí 18 años me afilié al radicalismo. Luego de la crisis de 2001 participé de la experiencia inicial de lo que fue ARI", dijo Carlés en una entrevista con La Nación.

El candidato, que debe presentarse mañana ante los integrantes de la Comisión de Acuerdos del Senado para responder las impugnaciones que llegaron en estos días a la Cámara alta y las preguntas que le hagan los legisladores, afirmó además que no cree que exista un "partido judicial".

"No, no lo creo. Lo que sucede es que se han visibilizado distintas posturas sobre la justicia, cuestiones de las que quizás antes se hablaba, pero no estaban tan presentes en la agenda pública. Es muy positivo que estas discusiones no se den solamente dentro del Palacio, sino de cara a la sociedad", manifestó.

Por otra parte, afirmó que "no hay que discriminar a nadie ni por joven ni por viejo, ni siquiera estoy de acuerdo con la limitación temporal de los 75 años", aunque añadió que "sí es problemático que los que ocupan un cargo de juez en un tribunal que es además la cabeza de uno de los tres poderes del Estado puedan hacerlo de por vida".

En tanto, Carlés defendió la experiencia de 7 miembros en la Corte. "Fue muy buena porque favorecía la diversidad y pluralidad. Si uno reduce el número restringe la posibilidad de incorporar distintos especialistas, con distintas edades y extracción social. Hay menos pluralidad", sostuvo.

El abogado explicó que tiene una "relación personal" con el papa Francisco, que es para él "un referente espiritual, una persona que ha estado muy cerca de mí en momentos difíciles".