La Prensa
Crítica: "Sin City 2: Una mujer para matar o morir"

La historia que se reitera

Sin City 2: Una mujer para matar o morir (Frank Miller"s Sin City: A Dame to Kill For, Estados Unidos, 2014). Dirección: Robert Rodríguez, Frank Miller. Guión:Frank Miller, a partir de sus novelas gráficas. Fotografía: Robert Rodriguez. Música: Robert Rodriguez y Carl Thiel. Diseño de producción: Caylah Eddleblute, Steve Joyner. Con Josh Brolin, Mickey Rourke, Eva Green, Powers Bothe, Rosario Dawson, Jessica Alba, Joseph Gordon-Levitt,Ray Liotta, Juno Temple, Jeremy Piven, Michael Madsen, Bruce Willis, Stacy Keach, Lady Gaga, Jamie Chung y Jaime King. 

Secuela de la que se convirtiera en un suceso internacional, Sin City 2 Una Mujer para matar o morir está basada en la segunda historia de las novelas graficas de Sin City del historietista Frank Miller, ese de la mítica usina Marvel, creador de Ronin, Born Again, 300. 

Aquel que se muera por el comic, la violencia, el sexo, la novela negra, tendrá que adaptarse a algún nuevo personaje, gozar con la impactante música y olvidar que todo lo que nunca vio estaba en la primera. Ahora sólo le resta disfrutar con algo bastante parecido, pero no tan original. Y hay que recordar que el adicto no busca exquisiteces y se entrega de cabeza a sus preferencias por más repetidas que sean.

Los progresos formales son evidentes, los de contenido se reiteran, pero conservan el encanto de historias de "viajeros del espacio" (Mickey Rourke), jugadores (J. Gordon Levitt), chicas línea infarto con la desnudista Jessica Alba o de impacto (Eva Green). Siguiendo la línea corrupta de la primera de la serie, incorporando la dosis de venganza y fango adecuada, salpicada con humor negro, el director Robert Rodríguez continua siendo el ideal para plasmar este brutal exponente del policial negro en línea hiperrealista con senador maldito y todo.

Hay buenos actores con excelentes roles, chicas "de caño" siempre dispuestas al desnudo de peso y el recuerdo karmático de una Sin City original que no puede ser olvidada. Sí. Ni Miller en el dibujo, ni Rodríguez en la dirección pierden la mano. Y los admiradores de siempre apoyan el esfuerzo reiterativo o no, aunque se extrañe la adrenalina en la primera de la serie.

Calificación: Buena