La Prensa

La Corte de los EE.UU. inicia el análisis del caso argentino contra los fondos buitre

El tribunal se apresta a iniciar en breve la sesión, al calor y la humedad de Washington, para deliberar sobre el pedido de apelación argentina en la caso por el default del 2001, en el denominado "juicio del siglo".

La conferencia de los nueves jueces que integran la Corte -ubicada en la Calle 1 al Noreste de la Ciudad de Washington, en diagonal al Capitolio, se realizará a puertas cerradas cerca de las 10, hora local, y atrapa la atención en los círculos especializados jurídicos y financieros locaes.

La decisión de los jueces será por mayoría simple indicaron a Télam fuentes allegadas al caso.

Es posible que hoy no se conozca el veredicto, y que la espera se extienda hasta el lunes.

Una gran parte de la comitiva de legisladores que visitó esta ciudad durante la semana se quedó hasta hoy a la tarde, "para ver si había novedades", entre ellos los legisladores Julián Domínguez, Roberto Feletti, Gerardo Zamora, Rubén Uñac, Eric Calcagno y Juliana Di Tullio, entre otros.

Se fueron el miércoles Carlos Heller, por Nuevo Encuentro, y Federico Sturzenegger, del PRO.
 

Es posible que hoy no se conozca el veredicto, y que la espera se extienda hasta el lunes

Ayer la embajadadora argentina, Ceciclia Nahón, brindó una recepción abierta a la comunidad local en la Embajada, a la que asistieron los legisladores y brindaron "por Argentina" en todos los sentidos, no sólo por una resolución favorable del juicio, sino porque también hoy se inicia formalmente el Mundial de fútbol en Brasil, donde el país tendrá su primera participación este domingo.

Los jueces que integran la Corte y resolverán el destino de la Argentina contra los fondos buitre son: Sonia Sotomayor (demócrata), John Roberts (republicano), Ruth Bader Ginsburg (demócrata), Samuel Alito (republicano), Clarence Thomas (republicano), Antonin Scalia (republicano), Anthony Kennedy (republicano), Stephen Breyer (demócrata) y Elena Kagan (demócrata).

La prensa especializada de Washington en el blog de la Corte Suprema indicó que se trata de "una de las disputas legales más extrañas que ha llegado nunca, a la Corte Suprema".

Por un lado, explica, "una nación extranjera está acusando a los tribunales estadounidenses de tratar de arruinar su economía y debilitar su defensa militar. Sus oponentes legales responden que la nación es un moroso internacional que no va a obedecer todo lo que los tribunales hacen, de todos modos".

Al "drama" jurídico, se remarca que participan el juicio "algunos talentos jurídicos de alto perfil en Washington -Theodore B. Olson, David Boies, y Paul Clement- están justo en el medio de ella", con miles de millones de dólares en juego.

Y "se añade al misterio el hecho de que nadie tiene una idea fiable de cómo o cuándo el Tribunal Supremo va a reaccionar".

Para culminar, todo podría ser resuelto si el Tribunal Supremo acaba de pasarlo a un tribunal estatal, para explicar el significado de una frase latina de dos palabras.

Se refiere al "pari passu", que es el tratamiento paritario de los acreedores.

Hay tres escenarios posibles en la resolución que tomará la Corte: acepta o rechaza el petitorio argentino, o bien puede estirar la decisión y solicitar opinión el Gobierno de Estados Unidos.

En los últimos días fue creciendo la expectativa de esta última hipótesis, y a ella apuestan los legisladores argentinos de varios frentes del arco político que viajaron hasta Washington.

No sólo los legisladores argentinos, sino bancos de inversión como Barclays y Credit Suisse, entre otros, emitieron sendos informes hoy y durante las últimas jornadas.