La Prensa

Delgado advierte que "la economía argentina está técnicamente en recesión"

El economista que asesora al Frente Renovador indicó que "la economía argentina se encuentra en estanflación" y abogó por dar "certidumbre fiscal y monetaria" para atacar ese problema y atraer inversión al país, al tiempo que advirtió que en el segundo semestre del año "va a haber menos dólares".

El economista Ricardo Delgado afirmó hoy que "la economía argentina está técnicamente en recesión" y se encuentra en "estanflación", abogó por dar "certidumbre fiscal y monetaria" para atacar ese problema y atraer inversión al país, al tiempo que advirtió que en el segundo semestre del año "va a haber menos dólares".

"La economía argentina está técnicamente en recesión. Tuviste una caída del 0,4 por ciento según la nueva medición (del Indec)del PBI en el último trimestre del año pasado, y con el 0,9 de caída de marzo acumula un 1,5 de caída en el primer trimestre del año con lo cual técnicamente lo que los economistas llamamos recesión, que es dos caídas consecutivas en dos trimestres, evidentemente configura esa situación", explicó.

Asimismo, Delgado sostuvo que "a partir de la gran devaluación de enero, la economía argentina entró en una zona de estanflación, o sea de crecimiento nulo con inflación alta" y auguró que "es un escenario que seguramente va a continuar o se va a profundizar durante el año". 

El asesor económico del Frente Renovador señaló en declaraciones a radio América que el gobierno debe "tomar el tema inflacionario en serio".

"El gobierno sigue merodeando la inflación, no la ataca. El programa Precios Cuidados podría ser un capítulo más de un programa antiinflacionario en serio" pero "no pensar" que con ese plan puede contener alzas generalizadas, cuestionó.

Delgado aseveró que la inflación "es un problema macroeconómico, no es un problema de algunos empresarios perversos que aumentan los precios", y que en "todos lados" es es una cuestión "que tiene que resolver el gobierno", enfatizó.

En este sentido, consideró que para solucionarlo "lo que hay que dar claramente es certidumbre fiscal y monetaria, señales muy claras a la inversión, hay que dar señal de credibilidad en el Indec".

Al respecto, juzgó que no puede ser que en el Indec sigan "los mismos que hace siete años intervinieron" el organismo, y opinó que "difícilmente alguien le pueda creer a funcionarios de ese tipo".

Asimismo, remarcó que "hay que decir que hace el Banco Central y que hace el Tesoro con las cuentas y con la emisión de dinero".

"Todo ese combo haría que la Argentina pudiese gradualmente bajar la inflación", aseveró. Respecto al dólar, planteó: "Mi proyección del segundo semestre es que va a haber menos dólares que en el primero, por una obvia razón que es que desaparecen los dólares de la cosecha de soja en el segundo trimestre, y empiezan a aparecer nuevas tensiones en el mercado de cambios seguramente".

Según su visión, "es muy difícil pensar que la Argentina pueda en esta estructura bajar sus niveles de inflación a niveles que le permitan tener un mercado cambiario tranquilo en el segundo semestre del año".
"Esto no quiere decir que tengamos ningún estallido ni ninguna corrida", aclaró.