La Prensa
"Hablamos de los medios, que quieren poner peleas donde no las hay", dijo Cristina

La Presidenta recibió a Bachelet en la Casa Rosada

Durante una rueda de prensa junto a su par de Chile, Cristina Fernández indicó que "la minería per sé no es ni buena ni mala", al tiempo que subrayó que "si (los habitantes) no tienen trabajo tampoco va a haber ambiente saludable". Con relación a los medios aseguró: "quieren poner peleas donde no las hay".

 


Las presidentas de la Argentina, Cristina Fernández, y de Chile, Michelle Bachelet, ratificaron su decisión de reimpulsar el Tratado de Maipú, firmado por ambas en el 2009, para profundizar la "conectividad" entre los dos países con el ferrocarril transoceánico y el túnel de Aguas Negras, entre otros pasos fronterizos.

Asimismo, ratificaron la voluntad de afianzar la integración minera y alentaron la inversión para el desarrollo de proyectos a lo largo de la frontera.

En este marco, Fernández de Kirchner defendió esa actividad al afirmar que "no es ni buena ni mala" y destacó que "si (los habitantes) no tienen trabajo tampoco va a haber ambiente saludable".

La jefa del Estado recibió en la Casa de Gobierno a su par chilena, en la primer visita al exterior desde su asunción en marzo pasada, y mantuvieron una reunión privada, firmaron una Declaración Conjunta, ofrecieron una conferencia de prensa y participaron de un almuerzo en el Museo del Bicentenario.

"Lo primero que charlamos con Michelle fue que la idea de ella es duplicar la cantidad de pasos con Chile, es trascendental para el comercio para la zona más dinámica del mundo como es Asia", dijo Fernández de Kirchner ante la prensa, en tanto Bachelet recalcó que "queremos duplicar todo lo que es conectividad con la Argentina y con los países fronterizos".

Según la mandataria argentina, "la conectividad con Chile es trascendental para que podamos tener una mayor competitividad de la economía regional", y agregó que tanto nuestro país como los vecinos necesitan trasladar la mercadería "hacia la zona más dinámica del mundo, como es Asia y la forma más competitiva es a través del Pacifico, Chile".

El tema quedó plasmado en la Declaración Conjunta donde ratificaron "su plena disposición para continuar afianzando la integración entre los dos países, en el marco del Tratado de Maipú de Integración y Cooperación" firmado en el 2009 "y acordaron la adopción de medidas concretas en materia de conectividad, infraestructura y demás aspectos relevantes de la agenda bilateral".
 

Luego de admitir que las dos naciones "tienen tareas pendientes inconclusas en la relación bilateral", Cristina Fernández resumió el espíritu de la "conectividad" al hacer votos para "que el camino no se detenga".
 

En el informe conjunto que ofrecieron a los periodistas argentinos y chilenos, las mandatarias aclararon que "no existe ningún reclamo" de Lan Chile "en el ámbito de los poderes Ejecutivos" de ambos países, y señalaron que en todo caso, el conflicto por el funcionamiento de esa empresa en la Argentina "es algo que debe resolver la Justicia".
 

Por otra parte, Fernández de Kirchner explicó que hablaron "de los medios" en el sentido que "quieren poner peleas donde no las hay".
 

A su turno, Bachelet resaltó los lazos de amistad y cooperación entre los dos países y resaltó que para esta visita vino acompañada por el titular de la Corte de Justicia de Chile, así como de senadores y diputados porque "creemos que las naciones se unen a nivel de los distintos niveles del Estado", dijo.
 

Asimismo, en la Declaración Conjunta la presidenta trasandina ratificó el respaldo "a los legítimos derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes" y exhortó a que el Reino Unido reanude las negociaciones para encontrar solución al diferendo.