La Prensa
Crítica: Kate Winslet y Josh Brolin aportan lo suyo al melodra "Aires de esperanza"

Entre erotismo y gastronomía

Con algunos momentos de tensión y poco suspenso, correcta en sus planos formales y atractiva la música, "Aires de esperanza" despierta un mediano interés.

"Aires de esperanza" (Labor day). Estados Unidos, 2013. Dirección y guión: Jason Reitman, basada en la novela homónima de Joyce Maynard. Fotografía: Eric Steelberg. Música: Rolfe Kent. Actores: Kate Winslet, Josh Brolin, Maika Monroe, Gattlin Griffith, Tobey Maguire y Clark Gregg. Presenta: UIP. Duración: 111 minutos. Calificación: Para mayores de 16 años. 


Todo está contado desde el punto de vista de Henry (Gattlin Griffith), un chico de trece años preocupado por la depresión de su madre Adele (Kate Winslet), hace poco abandonada por su padre.

El encuentro con un hombre herido poco después de salir del supermercado, en un feriado -por el Día del Trabajo-, que luego se descubre como prófugo, con asesinato en un pasado más o menos reciente, cambia la historia que se supone podría haberse enfilado hacia la melancolía.

Frank Chambers (Josh Brolin) necesita quedarse unos días en la casa de Adele, porque está herido, luego de haberse escapado del hospital. Su convivencia con la mujer joven y el chico adolescente parece producir una mayor serenidad y entre ayudas en las tareas domésticas y arreglos varios, la unión se consolida.

ALGO CONVENCIONAL

El director de "La joven vida de Juno", Jason Reitman, elige una historia poco verosímil que solamente se mantiene por la profesionalidad de sus intérpretes, la notable Kate Winslet, el niño Gattlin Griffith y Josh Brolin. 

La historia abunda en flashbacks no siempre ubicados en el mejor de los momentos y el melodrama toma un tono convencional y momentos gastronómicos, con alguna reminiscencia hacia la recordada "Como agua para chocolate" de Laura Esquivel, en la relación entre erotismo y gastronomía. 

Con algunos momentos de tensión y poco suspenso, correcta en sus planos formales y atractiva la música, "Aires de esperanza" despierta un mediano interés.

Calificación: Buena