La Prensa
Crítica: una dolorosa visión del sometimiento y la violencia en "12 años de esclavitud", de Steve McQueen

La injusticia y la crueldad existen

Un buen guión, un tema retomado en el mejor momento y un director inglés, Steve McQueen, pueden alzarse con varios de los mayores premios de la Academia hollywoodense. Por el momento la película recibió nueve nominaciones al Oscar.

"12 años de esclavitud" (12 Years a slave). Coproducida entre Estados Unidos e Inglaterra, 2013. Dirección: Steve McQueen. Guión: John Ridley, basado en el libro "Twelve Yerars a Slave", de Solomon Northup. Fotografía: Sean Bobbitt. Música: Hans Zimmer. Actores: Chiwetel Ejiofor, Michael Fassbender, Brad Pitt, Lupita Nyong"o, Paul Giamatti y Sarah Paulson. Presenta: Buena Vista. Duración: 132 minutos. Calificación: Para mayores de 16 años.

El filme está basado en las memorias de Salomón Northup (1852). Cuenta los hechos reales que rodearon la increíble historia de un carpintero y músico, hombre negro y libre, que fue llevado con engaños y vendido por esclavo, permaneciendo doce años en cautividad en varias plantaciones de algodón, en el sur de los Estados Unidos. 

Hablar del tema de la esclavitud en Estados Unidos recurriendo a una historia melodramática y personal, no es una originalidad. Ya lo hicieron directores como Victor Fleming en "Lo que el viento se llevó" y Steven Spielberg en "El color púrpura", entre muchos otros y con distinta suerte.

Sin embargo, la increíble acogida que ha tenido "12 años de esclavitud", luego de su estreno en Estados Unidos, estaría de acuerdo con una época en que los derechos humanos son apoyados y la justicia social se esfuerza por ser aceptada.

El filme del director Steve McQueen se desenvuelve dentro de las líneas tradicionales del relato, con respeto histórico y un inusual equipo de excelentes intérpretes. Quizás lo único que excede las líneas clásicas sea ese regodeo en la violencia y cierto acento en la tenebrosidad de algunos personajes. 

LAS VICTIMAS

Las escenas en las plantaciones respetan las locaciones del libro escrito por Solomon Northup y el desgarro de ciertos momentos "guignolescos" pueden afectar a desprevenidos. Esperemos que la víctima de la mayor violencia, como es el caso del personaje a cargo de la debutante Lupita Nyong"o (Patsey), una esclava sometida por su amo (a cargo de Michael Fassbender) sea compensada con el Oscar a la mejor actriz de reparto, bien merecido por su notable caracterización.

Si se resalta la labor de la joven Lupita, no se puede olvidar a los demás, Chiwetel Ejiofor hace una creación austera y sentida de su papel de Salomon Northup, mientras Michael Fassbender (Edwin Epps) y Paul Dano (Tibeats) se llevan las palmas por los villanos; en tanto Sarah Paulson, como (la señora Epps), esposa del personaje que cubre Fassbender, se destacan por sus meritorias interpretaciones. 

Un buen guión, un tema retomado en el mejor momento y un director inglés, Steve McQueen, pueden alzarse con varios de los mayores premios de la Academia hollywoodense. Por el momento la película recibió nueve nominaciones al Oscar. 

Calificación: Buena