La Prensa
La madre de la actriz Selva Alemán tuvo una extensa y exitosa trayectoria en radio, teatro y televisión

Murió a los 90 años la actriz Carmen Vallejo

Pasadas las 14, sus familiares y amigos despidieron los restos de la actriz y humorista durante una ceremonia en el panteón de actores del cementerio de Chacarita.

 La actriz Carmen Vallejo, reconocida por una extensa trayectoria en radio, teatro y televisión, falleció hoy a los 90 años y sus restos fueron inhumados en el panteón de actores del cementerio del barrio porteño de Chacarita.

Vallejo, quien era madre de la actriz Selva Alemán y suegra del actor Arturo Puig, murió durante la madrugada y no se realizó velatorio, dijeron fuentes de la Asociación Argentina de Actores.

Pasadas las 14, sus familiares y amigos despidieron los restos de la actriz y humorista durante una ceremonia en el panteón de actores del cementerio de Chacarita.

Vallejo se destacó en labores de comedia en teatro, cine y televisión, además de incursionar en la radio, donde debutó a los 19 años en la frecuencia de El Mundo tras ser elegida como "La Mejor Voz Femenina" en un concurso de locución y participó de varios radioteatros.

Nació en la ciudad de La Plata el 26 de noviembre de 1922 y estuvo casada con el músico de jazz Oscar Alemán, con quien tuvo dos hijas, una de ellas la actriz Selva Alemán.

Durante su adolescencia abandonó la escuela secundaria para dedicarse a sus estudios de actuación.

La actriz, que inició su carrera artística en el teatro, se dedicó principalmente a la comedia, genero con el que se consagró en la televisión.

En 1951, debutó en el cine con la película "Pocholo, Pichuca y yo", dirigida por Fernando Bolín y participó en casi una decena de films.

En tanto, su primera aparición en televisión fue en el ciclo "Una comedia cómica de terror", emitido por Canal 7.

Luego, se destacó en programas como La tuerca (1965-1974) y Alta comedia (1965), y en la década del 2000, adquirió popularidad por sus interpretaciones cómicas en los ciclos Poné a Francella y La Niñera, donde personificaba a la abuela de la protagonista.

Participó de casi 60 obras teatrales, entre ellas Tangolandia (1957), Medio mundo (1966), El conventillo de la Paloma, El mucamo de la niña, con Luis Sandrini; Qué noche de casamiento, con Francisco Charmielo; Las chicas ya tienen novios, con Enrique Serrano y Leonor Rinaldi; Tangolandia, con Francisco Canaro e Ivo Pelay; Picnic, con Selva Aleman y Arturo Puig, entre otras.

En 1999, fue homenajeada en el salón Azul del Congreso durante la ceremonia de los premios Podestá, donde participaron otros relevantes artistas que también recibieron diplomas y distinciones.

Además, la Asociación Argentina de Actores, junto con el Senado de la Nación, le entregaron el Premio a la Trayectoria Honorable.