La Prensa

Reutemann perdió en su pueblo, Llambí Campbell

En la ciudad de Arroyo Seco, en el sur provincial, el concejal justicialista Miguel Angel Corradi, que se hizo famoso por proponer "moler a cintazos" a los chicos que cometen delitos, logró el primer puesto en la elección y obtuvo así la reelección en su cargo.

Santa Fe - Dos hechos curiosos se destacaron en las elecciones municipales de ayer en Santa Fe, ya que por un lado perdió la lista del gobernador Carlos Reutemann en su propio pueblo, Llambí Campbell, mientras por el otro, arrasó en Arroyo Seco el concejal del PJ que recomendó "moler a cintazos" a los jóvenes que delinquen.

En el pueblo de Llambí Campbell, donde Reutemann tiene sus campos y una casa de fin de semana, ganó ampliamente la lista de concejales del Frente Progresista, encabezada por Carlos Chiarotti, quien obtuvo el 56 por ciento de los votos.

En cambio, la nómina justicialista, cuyo cabeza de lista fue Adrián Tagliari, logró el 41 por ciento de los sufragios.
Llambí Campbell, situada 40 kilómetros al norte de Santa Fe, tiene 1.665 electores.
 

En tanto, en la ciudad de Arroyo Seco, en el sur provincial, el concejal justicialista Miguel Angel Corradi, que se hizo famoso a nivel nacional por proponer "moler a cintazos" a los chicos que cometen delitos, logró el primer puesto en la elección y obtuvo así la reelección en su cargo.

De esta forma, la nómina encabezada por Corradi logró quedarse con dos de las tres bancas puestas en juego en la elección de ayer en esa ciudad.

El PJ de Arroyo Seco obtuvo 4.132 votos (33,43 por ciento), mientras su principal oponente, el Frente Progresista, logró 2.935.