miércoles, 22 de octubre de 2014 I Buenos Aires, Argentina
Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Actualidad
Sirvieron almuerzos navideños en las iglesias porteñas a personas indigentes
25.12.2012 | La iniciativa, que se lleva a cabo en la Argentina desde 1996, se llevó a cabo en tres iglesias de Palermo, La Boca y San Telmo, donde más de mil colaboradores sirvieron el almuerzo a personas en situación de calle.

Voluntarios sirvieron hoy almuerzos navideños a más de mil personas carenciadas, marginadas o en situación de calle, en el interior de iglesias porteñas y también en hogares, geriátricos y cárceles, iniciativa que desde 1996 lleva adelante la comunidad católica de San Egidio.

La propuesta solidaria se realizó en los templos de Nuestra Señora del Carmen, ubicada en Rodríguez Peña casi Córdoba, San Pedro de La Boca y San Pedro González, del barrio de San Telmo.

También se tendió la mesa navideña en la parroquia Nuestra Señora de Fátima, de Villa Martelli; la iglesia Nuestra Señora de Luján, de Laferrere; el hogar de ancianos Botaro; y en la capilla Santa Lucía, de Coronel Pringles.

El viernes se compartió el primer almuerzo de este tipo en la cárcel de Devoto con 130 presos y sus familias, y el sábado se sirvió una merienda para 40 ancianos del Hogar Don Guanella, de la localidad bonaerense de Tapiales.

Los templos se convirtieron así en comedores improvisados donde se dispusieron largas mesas para que voluntarios sirvieran las comidas navideñas, conseguidas gracias a donaciones. El menú incluía pollo, empanadas de carne o jamón y queso, postre y la mesa dulce con turrones, pan dulce y garrapiñada.
Los comensales también se llevaron de regalo radios portátiles, toallas, bolsos, desodorantes, jabones y juguetes para los niños.


Marco Gallo, de San Egidio, estimó que hubo unos 1.200 comensales en los lugares donde se sirvieron las mesas de Navidad y destacó la solidaridad "de los pobres con los pobres", algunos de los cuales se ofrecieron como voluntarios para atender a otros en situaciones más complicadas que ellos.

En la parroquia del Carmen hubo 350 personas, en su mayoría "amigos de la calle". Más de los esperados, por lo que obligó a colocar una mesa adicional en el patio del templo.

Allí sorprendió la presencia del nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, quien dialogó con los presentes, muchos de los cuales no podían entender que el representante del Papa estuviera almorzando con ellos.

En tanto, a la parroquia de La Boca llegaron especialmente familias de los niños que asisten a la Escuela de la Paz, adonde acuden alumnos de las villas de la zona.

Los almuerzos navideños comenzaron en la basílica de Santa María en Trastevere, de Roma, y se fueron extendiendo a templos de otros puntos de Europa, así como de Asia, Africa y América.

Se calcula que más de 80.000 personas asisten en todo el mundo a estas comidas.

Ayer, y pese a la lluvia, voluntarios de la organización "Una Navidad para Todos" recorrieron los barrios porteños para "acompañar" y compartir la Nochebuena con gente en situación de calle, médicos de guardia, policías, con un pan dulce y un momento de charla.

Los jóvenes de la parroquia San Nicolás de Bari y del movimiento católico de Schoenstatt salieron a las 2 de ese templo ubicado en Santa Fe 1352 y desde allí fueron por las calles de Monserrat, Balvanera, Palermo, Villa Crespo, Caballito, Belgrano, Retiro, Constitución y Once.

Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Ranking de notas
 Por sección Todas las secciones Comentadas Recomendadas