jueves, 24 de abril de 2014 I Buenos Aires, Argentina
Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Actualidad
El fallo sentó un precedente en la justicia provincial en la resolución de un caso de violencia contra las mujeres.
Condenaron a perpetua a un hombre que mató a puñaladas a su mujer en Caleta Olivia
23.04.2011 | El acusado Juan Ramón Bazán fue condenado por el Tribunal Oral de Caleta Olivia por el crimen que perpetró en julio de 2010, cuando mató a su esposa, Laura Romero, de siete puñaladas delante de su hija

Un hombre fue condenado por la justicia de Caleta Olivia, Santa Cruz, a prisión perpetua por matar a su pareja de siete puñaladas, con lo cual el fallo sentó un precedente en la justicia provincial en la resolución de un caso de violencia contra las mujeres.

El acusado Juan Ramón Bazán fue condenado por el Tribunal Oral de Caleta Olivia por el crimen que perpetró en julio de 2010, cuando mató a su esposa, Laura Romero, de siete puñaladas delante de su hija. La condena a "prisión perpetua", le fue impuesta al acusado a quien la justicia halló responsable del "delito de homicidio calificado por el vínculo".

Durante los debates del juicio oral, la justicia confirmó que Romero había sido víctima en ocasiones anteriores de episodios de violencia familiar, confirmaron fuentes judiciales a la prensa regional.

Tras la lectura de la sentencia, Bazán pidió perdón a sus hijos y a los familiares de Romero, oriunda de Catamarca.

Según el expediente del caso, Bazán, de 35 años, mató a Romero tras discutir duramente con la mujer cuando pasó por la casa para buscar a su hija en el barrio Koltun.

En medio de la pelea, el hombre fue a la cocina, sacó un cuchillo de la cajonera y le asestó al menos siete puñaladas, cinco de ellas por la espalda.

Si bien huyó del lugar tras el ataque, minutos después regresó a buscar un abrigo que había dejado en la vivienda.

Romero logró caminar junto a su hija para pedir ayuda en una casa vecina y, malherida, fue llevada por dos vecinos a un hospital donde horas después falleció. La mujer murió por "shock hipovolémico" generado por las lesiones recibidas.

El condenado afirmó ante el tribunal que "nunca" fue su "intención matarla, lo que voy a estar es arrepentido de haber buscado mi nena e irme".

"A mis hijos los quiero mucho y quiero poder hablarlo con ellos nada más", añadió.

Los fundamentos del fallo serán leídos el 29 de abril, a las 12 horas, en la sala de audiencias de los Tribunales de Caleta Olivia.

Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Ranking de notas
 Por sección Todas las secciones Comentadas Recomendadas