sábado, 29 de noviembre de 2014 I Buenos Aires, Argentina
Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Ciencia y Salud
Agua: lo que hay que beber
12.09.2010 | Qué cantidad es conveniente beber por día; cuáles son las patologías que se ven favorecidas por un mayor consumo de este elemento vital y cuáles no; qué factores hay que tener en cuenta a la hora de elegir cuál comprar ante la gran variedad que existe en el mercado. Un experto responde a éstas y otras dudas en torno al consumo de agua.
Por Agustina Sucri

El agua es esencial para la vida y de eso no hay dudas. El consumo diario de una cantidad mínima de agua es necesario para sobrevivir. Y a menudo se suele escuchar que beber entre dos y tres litros de agua cada día contribuye a mantener sano el organismo.

Sin embargo, la información que circula sobre este elemento vital no siempre está basada en certezas científicas y aunque se trata en efecto de un producto saludable, existen ciertas consideraciones que se deben tener en cuenta.

Al respecto, dialogó con La Prensa el doctor Guillermo Liberé, jefe de la sección Metabolismo y Nutrición y jefe de trabajos prácticos de Medicina Interna del Instituto de Investigaciones Médicas Dr. Alfredo Lanari.

- ¿Dos litros de agua al día es la medida de consumo diario óptima para la salud?

- En medicina es necesario tener elementos que hayan tenido una validación científica y estadística. Al buscar en la literatura estudios grandes que demuestren y justifiquen esa aseveración respecto al volumen de agua que se debe tomar por día, no se encuentran esos números. No obstante, hay una extrapolación que se puede llegar a hacer, estimando que para que el riñón alcance a solubilizar los polutos que ingerimos con la dieta, debiera tenerse un volumen urinario de entre 1,5 y 2 litros. Eso, a su vez, está sujeto a un montón de variables. Pero la extrapolación se ha hecho tomando solamente al agua con su variable relacionada con la función renal.

Es a partir de ahí que se habla de un volumen de hidrato necesario cercano a 1,5 ó 2 litros.
Independientemente que uno consuma más o menos agua, el organismo alcanza una homeostasis lo suficientemente apropiada como para mantener ese equilibrio y no hace falta que uno esté todos los días midiendo el volumen de agua que consume.

El agua también está presente en los alimentos, algunos tienen más -como los vegetales y las frutas- y otros tienen menos, de modo que la cantidad de agua aportada por la alimentación constituye otro factor que varía dependiendo de las poblaciones, los hábitos alimentarios de los individuos y actividades. Sin embargo, no hay estudios que midan exclusivamente el volumen de agua pura que es necesario beber.

- ¿La cantidad que es necesaria beber dependerá de cada persona?

- Exacto, depende de cada persona y todas las múltiples variables que mencioné. Además, no es lo mismo la importancia del agua en la salud que en la enfermedad. Existe poca evidencia respecto a qué condiciones clínicas el agua ayuda a prevenir o mejorar. Sólo en el caso de algunas afecciones como la litiasis renal (cálculos renales) y ciertas enfermedades respiratorias graves, se ha encontrado que el agua las mejora.
Asimismo, se debe tener en cuenta la composición corporal de cada persona, que varía con las edades. En un adulto promedio, el 60% es agua; los chicos tienen un 75% de agua; los neonatos más y los ancianos tienen menos.

En ese sentido, los niños y los ancianos son los más expuestos a la deshidratación: los chicos porque son todo agua y los ancianos porque pese a que tienen menor composición corporal de agua, tienen menos mecanismos de la sed activados. Esto lleva a que tomen menos líquido del que requieren y que muchas veces se deshidraten.

FUNCIONES

- ¿En qué funciones del cuerpo humano interviene el agua?

- Es un elemento vital y primordial. Interviene en múltiples funciones: enzimáticas, de equilibrio electrolítico, de control del estado ácido-base; interviene en funciones relacionadas con el control hemodinámico, sistema nervioso central, mantener una integridad apropiada de la piel, en el tracto gastrointestinal... interviene en todos los aparatos y sistemas, por lo cual tener un buen estado de hidratación es primordial para mantener todo eso en su equilibrio.

- ¿Tomar demasiada agua puede ser perjudicial para personas con ciertas patologías?

- Sí, el exceso de hidratación puede ser perjudicial en pacientes que tienen insuficiencia renal, insuficiencias hepáticas e insuficiencias cardíacas. Este tipo de alteraciones hacen que el cuerpo no pueda mantener apropiadamente el equilibrio ante un exceso de líquido y generan que un paciente pueda deteriorar progresivamente su función renal y tener necesidad de entrar en diálisis. Un paciente con insuficiencia hepática puede empeorar ese control del equilibrio y el paciente con insuficiencia cardíaca puede generar una falla de bomba, que es el edema agudo de pulmón o el shock cardiogénico.

CUAL ELEGIR

- Hoy vemos en el mercado una variedad de aguas a la venta, con distintas propiedades. ¿Qué consideraciones hay que tener en cuenta a la hora de comprar agua embotellada?

- A la hora de elegir, si no existiese una condición médica que lo especificase, deberíamos optar por la que más nos gusta. Si bien las aguas minerales nos dan una ingesta de electrolitos apropiada, pueden ser perjudiciales para pacientes con insuficiencia cardíaca o renal, que requieren restringir el aporte de sodio. Estos pacientes deberían escoger algunas marcas en el mercado que tienen menos sodio y que por ende son las más indicadas para ellos.

- A algunas personas les cuesta tomar agua e ingieren en cambio aguas saborizadas. ¿Existen contraindicaciones para ciertas personas cuando se trata de aguas que contienen azúcar?

- Esta es una cuestión importante: las bebidas saborizadas con edulcorante versus aquellas que tienen un contenido calórico en sí mismo al contener azúcar. Las bebidas enriquecida con azúcar permiten cubrir todos los aspectos que mencioné inicialmente pero tienen un aporte calórico. Entonces, por un lado mejoraríamos el equilibrio hídrico y electrolítico pero por el otro aumentamos la ingesta calórica, lo cual puede contribuir al sobrepeso si se combina con otros factores como una inadecuada actividad física, una determinada predisposición genética, etcétera.

Esto a veces no queda muy claro. De hecho, hay aguas saborizadas que están nominadas como "livianas" o conceptos similares y tienen 7 gramos de azúcar por cada 100 mililitros de producto, mientras las bebidas cola convencionales o regulares tienen 10. Es decir que de "diet" no tienen absolutamente nada. Esa puede ser una deslealtad comercial y una deslealtad en términos de salud contra la buena fe de los usuarios.

- ¿Al comprar bebidas hay que leer el etiquetado al igual que se debe hacer con todos los productos alimenticios?

- Absolutamente. Cada vez más, los usuarios deberíamos leer detalladamente para obtener la información necesaria y advertir la cantidad de calorías y de azúcar que contiene la bebida por centímetros cúbicos, por 100 gramos o por porción, porque se pueden generar confusiones a la hora de la interpretación.

AYUDAR LA DIETA

- Hace poco se publicó un estudio que indica que tomar dos vasos de agua antes de las comidas permite obtener mejores resultados al realizar una dieta hipocalórica. ¿Qué relación existe entre el agua y la posibilidad de bajar de peso?

- Una investigación alemana estudió a una población escolar, para comparar la ganancia y propensión al sobrepeso entre los chicos que tomaban solamente agua y aquellos que tomaban bebidas con azúcar. El resultado demostró que quienes tomaban agua tenían una ganancia de peso menor.

Sin embargo, se deben tener en cuenta otras variables intervinientes como que los grupos asignados a agua pueden tener también otras condiciones favorecedoras, como mayores hábitos de actividad física o una alimentación distinta en la casa. Por lo tanto, debería hacerse un análisis multivariado del problema y ver cuál es la real contribución del agua a la ganancia o no de peso.

No obstante, está claro que si uno consume más líquido, agua o cualquier otra bebida, esa bebida ocupa un volumen, un espacio a nivel del tracto gastrointestinal, lo que puede darnos sensación de saciedad. De modo que tomar dos vasos de agua antes de las comidas puede ser una herramienta más en la estrategia para la pérdida de peso, pero no me parece que sea la única.

- ¿Hay que esperar a tener sed para tomar agua u otra bebida?

- Cuando uno comienza a tener sed, se pusieron en marcha diversos mecanismos que tienen que ver con mecanismos centrales de osmorreceptores, que son los que gatillan el deseo de tomar líquido. Esos deseos son diferentes también en relación con los estados de temperatura. El frío genera una inactivación de la hormona antidiurética y eso hace que orinemos más y nos altere el mecanismo de la sed. Por lo tanto, al igual que mantenemos una periodicidad en las ingestas de alimentos, deberíamos tener una periodicidad en la hidratación.
 

Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
 4 Comentarios de lectores

4 | Marba
17.09.2010
15:55 hs.
Noticia
Agua

3 | luisamonteros
14.09.2010
16:04 hs.
GRATIS
HOLA, CUANTO TE PAGA GOOGLE POR USAR SU BUSCADOR?, NADA VERDAD, REGÍSTRATE GRATIS Y POR HACER TUS BÚSQUEDAS A TRAVÉS DE YAHOO TE PAGARAN , INVITA A TUS AMIGOS Y CONTACTOS PARA AUMENTAR TUS INGRESOS CON: http://es.beruby.com/promocode/ujoj5i

2 | luisamonteros
14.09.2010
15:59 hs.
GRATIS
HOLA, CUANTO TE PAGA GOOGLE POR USAR SU BUSCADOR?, NADA VERDAD, REGÍSTRATE GRATIS Y POR HACER TUS BÚSQUEDAS A TRAVÉS DE YAHOO TE PAGARAN , INVITA A TUS AMIGOS Y CONTACTOS PARA AUMENTAR TUS INGRESOS CON: http://es.beruby.com/promocode/ujoj5i

1 | tipocomun
13.09.2010
18:43 hs.
Y nosotros que hacemos?
Y los que somos pobres y tomamos agua de la canilla ? algun consejo ?

Ranking de notas
 Por sección Todas las secciones Comentadas Recomendadas
Agua: lo que hay que beber