La Prensa

Por la TV, el show debe continuar­ y la pelota sigue rodando

­Por supuesto, el fútbol no puede escapar de la realidad que vive el país y el mundo, a la segunda ola de la pandemia. Sin embargo, mientras hoy se conocían más y más casos de contagios como, por ejemplo, el DT de Independiente Julio César Falcioni, quien es un paciente de altísimo riesgo, se informó desde las altas esferas de la AFA que el show debe continuar. La Copa de la Liga Profesional no se suspenderá, al menos por ahora. Eso sí, los protocolos se endurecerán en extremo para que la actividad no se detenga.

A pesar de los brotes de contagios de coronavirus que azotaron en estos días a clubes como Independiente, Banfield, Gimnasia y Sarmiento, por cuestiones de calendario y por presiones de los dueños de los derechos televisivos, la pelota no se detendrá.

Y a esa enorme cantidad de contagios en los equipos se le sumó que Falcioni es paciente de riesgo, tras haber transitado un cáncer de laringe. Además del técnico, en el Rojo también se contagiaron Sebastián Sosa, Domingo Blanco, Luis Segovia, Ezequiel Muñoz y se aislaron preventivamente por ser contactos estrechos los juveniles Juan Ignacio Pacchini, Patricio Ostachuk y Thomas Ortega, quien es considerado como una de las opciones para la defensa.

De esta manera el equipo llegará diezmado al clásico de Avellaneda del sábado contra Racing, equipo que padeció lo mismo pero semanas atrás, en las que no pudo contar con Gabriel Arias, Lorenzo Melgarejo, Mauricio Martínez, Eugenio Mena, Lucas Orban, Marcelo Díaz, Leonardo Sigali, Alexis Soto, Gastón Gómez, Gabriel Arias, Tiago Banega y Carlos Alcaraz. En el caso de la Academia, los caídos se sucedieron durante diferentes semanas y por eso se disimularon más las ausencias, como sucedió con Argentinos. Una muestra de lo que es la pandemia: una quimera.

Los ejemplos de Gimnasia -perdió 4-2 con Lanús- y de Banfield (2-2 con Estudiantes), con 16 casos cada uno, y Sarmiento (le ganó 3-1 a Defensa y empetó sin goles con Unión), con 20 positivos, encendieron las alarmas. El detalle indica, a esta altura que, en total, ya fueron 120 contagios en el campeonato y solamente siete equipos no padecieron alguna baja desde mediados de febrero.

Pero la pelota no se va a parar. La presión de la televisión (Disney y TNT) es muy fuerte. Y a eso hay que sumarle la complicación del calendario, porque en junio se jugará la Copa América en Argentina y en Colombia. A propósito del tema, el médico de la Liga Profesional, Alejandro Roncoroni sostuvo en TyC Sports que el principal asunto es el "relajamiento de protocolos".

Y la razón se la dieron algunos ejemplos, como el de Sosa frente a Talleres, quien viajó con síntomas y no le informó a su cuerpo técnico. La cuestión saltó cuando brindó una nota a un medio uruguayo, en la que contó que, como ya se había contagiado en México, pensaba que ya no le iba a volver a pasar.

Y lo mismo sucedió en varias ocasiones en las que hubo fotos entre jugadores e hinchas que se presentan en las puertas de los hoteles o en los banderazos. Todos movimientos que terminan siendo de alto riesgo por la ausencia de medidas protocolares, como la falta de barbijo y de distanciamiento social.

Otra cuestión saltó por un video que se filtró en las últimas horas, en el que Carlos Tevez, capitán, figura y referente del plantel de Boca, organizó una fiesta para su hija y se lo vio sin ningún cuidado. "Cuando se tienen síntomas lo primero que hay que hacer es comunicarlo al médico, en cualquier actividad, porque ésa es la única forma para intervenir a tiempo, hisopar, aislar y evitar contagios. Pero si no avisas, los médicos no pueden hacer nada", apuntó Roncoroni.