La Prensa

Falcioni dio positivo de coronavirus y hay preocupación en Independiente

El entrenador Julio César Falcioni, de 64 años y paciente de riesgo, dio positivo en coronavirus esta mañana por lo que fue aislado en su domicilio, en buen estado de salud, aunque aumenta la preocupación por el brote de contagios dentro del plantel de Independiente, que el sábado jugará el clásico de Avellaneda ante Racing.

Además del DT, en la ronda de testeos realizada en el predio de la localidad de Villa Domínico previo al entrenamiento de este martes, también dieron positivo el mediocampista Domingo Blanco, el defensor Ezequiel Muñoz, y el arquero de la Reserva Diego Segovia, que se suman al arquero Sebastián Sosa y los juveniles que presentaron síntomas el domingo por la noche (Juan Ignacio Pacchini, Patricio Ostachuk y Thomas Ortega).

La semana pasada habían dado positivo el otro arquero de la Reserva, Renzo Bacchia, y Carlos Benavídez, mientras que Nicolás Messiniti y Gonzalo Asís no acudieron a la práctica de este martes por padecer síntomas compatibles con la enfermedad.

Ante esta situación, el departamento médico del "Rojo" había decidido este lunes aumentar los controles, con testeos previstos para hoy y el próximo jueves, para evitar la presencia de contagiados asintomáticos que aumenten la circulación del virus.

El resto del plantel de Independiente, dirigido por Pedro Damián Monzón -ayudante de campo de Falcioni-, se entrenó por la mañana en Domínico.

Independiente lleva tres partidos sin ganar y justo le cae el clásico ante Racing, el sábado por la noche como visitante, clave para enderezar el rumbo y buscar la clasificación a los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional.

EL CASO SOSA

Luego del testeo positivo que presentó el lunes, Sosa dijo estar en buen estado de salud, aunque reveló que en la previa de la derrota ante Talleres en Córdoba el sábado pasado, sintió algunos síntomas leves.

"Me desperté y me costó apagar el despertador", recordó Sosa sobre la previa al encuentro en la provincia de Córdoba, aunque en un primer momento lo relacionó con que "el partido era en horario un poco anormal".

"Me sentí normal, en el calentamiento bien, hasta ayer (por el lunes) estaba bien", expresó el arquero uruguayo, que ya había estado contagiado en julio de 2020.

En diálogo con TyC Sports, Sosa se defendió de las críticas: "Lo de Julio no lo asumo personal ni quiero autoflagelarme porque 24 o 36 horas antes habíamos dado todos negativo, así que quiere decir que en el transcurso del viernes y el mismo día del partido otros compañeros tuvieron algunos síntomas".

"No es que sienta que sea responsabilidad mía, por algún lado se metió el virus. Nosotros tenemos compañeros que vienen portando el virus hace varios días", agregó.

Además, remarcó: "El que jugó al fútbol sabe que alguna vez lo hizo con descompostura, diarrea, dolor de cabeza, mareos, vómitos o problemas familiares. Igual tenés que dejar todo de lado, tratar de ponerte la camiseta y jugar".

"Me dieron el resultado PCR positivo y toca masticar bronca por lo deportivo que uno pierde, pero lo más importante es la salud de los demás viendo todo lo que está sucediendo alrededor", concluyó.