La Prensa

Señal de alarma por la fuerte­ suba de los precios mayoristas ­

 

­

El índice de precios mayoristas registró en octubre un incremento de 4,7% en relación con el mes anterior, mientras los costos de la construcción marcaron una suba de 3,7% en el mismo período, informó ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

La suba de 4,7% registrada en el nivel general del índice de precios internos al por mayor (IPIM) se dio debido a que los productos nacionales se incrementaron 4,6% y 5,6% los importados.

En lo que respecta al índice del costo de la construcción (ICC) en el Gran Buenos Aires, el avance de 3,7% de octubre se explicó fundamentalmente en el capítulo materiales, que marcó un sensible aumento de 7,8% respecto a septiembre.

El incremento en los precios fue visto por los especialistas como una señal negativa dentro de un proceso inflacionario que parece haber recobrado cierto vigor. Al momento de hilar fino sobre los índices, se destaca que el incremento en los productos nacionales viene de la mano del impulso inflacionario general, algo que quedó en claro cuando el mismo Indec dio a conocer el último IPC minorista, que escaló a 3,8% en octubre.

En lo que hace al incremento de los precios pertenecientes a bienes o insumos importados, los especialistas han destacado que en parte es fruto de la visión estratégica de quienes decidieron adelantar compras y acumular stock ante el temor de que una devaluación no les multiplique de manera considerable los costos.

El 4,7% de inflación mayorista sería entonces una advertencia de lo que podría ocurrir en noviembre con el índice minorista, producto de la dinámica que cobró la economía a partir del levantamiento de las restricciones para circular y la reapertura de actividades productivas y comerciales.

En cuanto al aumento en materiales de construcción, las razones también obedecen al retorno de la actividad a niveles de normalidad luego de haber estado paralizada durante muchos meses, en el contexto del aislamiento preventivo dictado por el Gobierno.

Si bien en lo que va del año el costo de la construcción creció 22,9%, los materiales casi duplicaron ese porcentaje al trepar 44,1% entre enero y octubre. En contraste, la mano de obra avanzó apenas 7,9% en un contexto de caída del empleo.

"Vuelan los precios mayoristas (4,7%) y materiales de construcción (7,8%). ¿Quedarán los salarios como ancla inflacionario o el gobierno aceptará una aceleración de la nominalidad?'', se preguntó el economista Martín Tetaz en su cuenta personal de Twitter.