La Prensa

¿Umbral de indigencia o miseria?

Señor director:

       El Gobierno nacional ha aumentado el haber mínimo, vital y móvil a $ 21.600, desde $ 16.875, según el acuerdo del Ministerio de Trabajo con las centrales sindicales  y de las cámaras empresariales. Teniendo en cuenta que para no caer en el umbral de la pobreza, a septiembre pasado, se requería un ingreso de $ 45.477,86 y bajo el de la indigencia, percibir $ 18.791,48; el 70% de los jubilados que perciben un haber mínimo es de $ 18.128,85, son indigentes o míseros, lo que es inaceptable e improcedente, por tratarse de personas que, trabajaron toda una vida y tienen un ingreso mensual que no les alcanzan para su manutención y la compra de medicamentos, y ni hablar si tienen que pagar un alquiler.

        A la luz de lo expuesto, observo al presidente Alberto Fernández, que anuló con un DNU la movilidad previsional, según la ley promulgada por el ex presidente Mauricio Macri, que el ajuste otorgado a los jubilados/indigentes/míseros  de $ 1,711,19, según el decreto 163/2020, es más que insuficiente.

        El motivo de este comentario, es pedir al jefe de Estado que corrija esa injusticia, con quienes trabajaron y no viven de la caridad pública, que pagamos entre todos, ya que por ley, a los convictos en prisión, por sus ofensas y delitos contra la sociedad, el mismo Estado les paga un salario mínimo, vital y móvil de $ 21.600.

        Asimismo, es de esperar que se utilice el Fondo de Garantía y Sustentabilidad previsional para beneficio de sus "dueños", es decir de los jubilados, y no para otros menesteres, como sucede actualmente.

        Con cordiales saludos


Alfredo Nobre Leite
DNI 18.221.024
http://n.alfredo52@yahoo.com