La Prensa

El día más oscuro del Boca de Bianchi

El baúl de los recuerdos. El tercer ciclo del Virrey en la Ribera estuvo lejos de parecerse a las exitosas dos primeras etapas. Uno de los peores momentos se vivió en San Juan, donde los xeneizes fueron goleados 6-1 por un San Martín impiadoso.

Perdidos en el tiempo parecían los días felices de Boca a las órdenes de Carlos Bianchi. En su tercera etapa en el club, el Virrey no lograba poner de pie al equipo de la Ribera. Los xeneizes estaban más cerca del fondo de la tabla que de la punta. Increíble pero real, el DT más exitoso de la historia auriazul conducía a un conjunto de vuelo muy bajo, sin el más mínimo parecido con el de sus dos ciclos anteriores. Quizás el momento más duro de ese torneo Final 2013 para el olvido haya sido la durísima derrota por 6-1 a manos de San Martín de San Juan.

Boca visitaba la región cuyana en una incómoda posición en la tabla. Marchaba 15º entre 20 participantes. Sólo había ganado un partido y empatado cinco en ocho fechas. Insólitamente para un equipo de Bianchi, tenía más goles en contra que a favor (10 y 7). Lo llamativo era que el plantel contaba con jugadores importantes como Santiago Silva -de gran labor en Banfield y Vélez-, dos arqueros de primera categoría como Agustín Orión y Oscar Ustari y figuras como Juan Manuel Martínez -clave en varios títulos del Fortín-, Walter Erviti -otro pilar del Taladro- y Lautaro Acosta -muy desequilibrante en Lanús- que en la Ribera estaban muy lejos de su mejor nivel.

Pero ni en la mente del más pesimista hincha auriazul podría haber surgido la idea de sufrir una goleada como la de esa tarde del sábado 13 de abril de 2013. San Martín no aparecía como un rival de cuidado, pues estaba penúltimo en la tabla de posiciones y sufría horrores con el promedio. Nada hacía prever un partido tan adverso para los xeneizes. Y, por supuesto, tampoco los sanjuaninos se imaginaban tamaña victoria. Pero, claro, el fútbol siempre otorga margen para las sorpresas. ¡Y vaya si fue sorpresivo ese resultado!

Muy temprano, cuando ninguno de los dos bandos había conseguido al menos establecer cierta supremacía en el juego, el partido cambió drásticamente. Un mal despeje de Guillermo Burdisso le dejó servida la pelota al colombiano Humberto Osorio, quien con un violento remate que no alcanzó a contener Ustari puso en ventaja a los locales. El gol les permitió a los dirigidos por el Yagui Rubén Forestello dominar casi a voluntad.

El arquero de Boca impidió otra caída de su valla ante intentos de Osorio y Jorge Luna. Sin embargo, Ustari no respondió bien cuando el mediocampista rojinegro sacó un disparo casi inocente que inexplicablemente se transformó en el segundo gol de los dueños de casa.

Los xeneizes se antojaban desaparecidos en acción. Inseguros en defensa, con poca lucidez en el medio y totalmente inofensivos en ataque. Sin dudas era una de las expresiones más pobres que podían recordarse de un equipo de Bianchi. Así y todo, después de un buen remate de Nicolás Colazo que dio en el travesaño, los visitantes se toparon con el descuento cuando el uruguayo Silva venció desde los doce pasos a Luis Ardente luego de una falta de Reinaldo Alderete al Laucha Acosta en el área.

Ese tanto pudo haberle otorgado algo de calma a Boca, pero no fue así. Apenas 120 segundos después del gol de Silva, el defensor Lucas Landa estiró la cuenta con un cabezazo  tras un centro de Luna y casi sobre el final del primer tiempo Osorio se anticipó al lento cierre de los zagueros y estableció el inesperado 4-1 parcial.

Quedaban 45 minutos para la reacción xeneize o para su definitiva defenestración. Y pasó esto último. Aunque el Virrey intentó reconstruir a su equipo, San Martín le volvió a dar una dura estocada a los de la Ribera. Osorio armó una gran jugada que incluyó una pared con Luna y definió con precisión ante la salida de Ustari. 

Con más de media hora por delante nadie esperaba que los xeneizes pudieran recuperarse. La pobre imagen que estaban ofreciendo permitía imaginar un resultado todavía más contundente. Eso quedó confirmado cuando Sebastián Penco se hizo presente en el marcador casi sin oposición. Los de Forestello parecieron tomarse un descanso y ante la pasividad de su oponente terminaron celebrando una victoria espectacular. Tan inesperada como ese día negro que acababa de padecer el Boca del Virrey.

LA SINTESIS

San Martín de San Juan 6 - Boca 1

San Martín: Luis Ardente; Cristian Alvarez, Damián Ledesma, Lucas Landa, Emmanuel Más; Luis Bolaños, Andrés Maximiliano Bustos, Reinaldo Alderete, Jorge Luna; Sebastián Penco, Humberto Osorio. DT: Rubén Darío Forestello.

Boca: Oscar Ustari; Christian Cellay, Matías Caruzzo, Guillermo Burdisso, Clemente Rodríguez; Lautaro Acosta, Federico Bravo, Juan Sánchez Miño, Nicolás Colazo; Santiago Silva, Juan Manuel Martínez. DT: Carlos Bianchi.

Incidencias

Primer tiempo: 2m gol de Osorio (SM); 20m gol de Luna (SM); 39m gol de Silva (B), de penal; 41m gol de Landa (SM); 47m gol de Osorio (SM). Segundo tiempo: Gonzalo Escalante por C. Rodríguez (B); Lisandro Magallán por Caruzzo (B); 9m gol de Osorio (SM); 14m Sebastián Palacios por J.M. Martínez (B); 15m Facundo Affranchino por Bolaños (SM); 15m gol de Penco (SM); 19m Diego García por Osorio (SM); 36m Gastón Caprari por Penco (SM).

Cancha: San Martín de San Juan. Arbitro: Patricio Loustau. Fecha: 13 de abril de 2013.