La Prensa

Los propietarios de salones de fiestas exigen una ley de emergencia

Uno de los sectores más afectados por el aislamiento ha sido el rubro de eventos. Por esa razón, desde Salones y Multiespacios Argentinos (SYMA), la agrupación que representa a los responsables de salones, se convocó a una movilización para reclamar una ley de emergencia que otorgue apoyo económico (subsidios, exenciones impositivas y de servicios) y el ingreso de un calendario que permita establecer el futuro de la actividad. La manifestación tendrá lugar mañana a las 12 en la Plaza del Congreso, sobre avenida Entre Ríos.

La convocatoria se dará con la distancia social y barbijos y los manifestantes se presentarán con globos y disfraces.

Esta determinación se tomó ante la falta de respuestas de los gobiernos nacional, provincial y porteño a los numerosos petitorios que SYMA ha presentado para paliar las consecuencias generadas por la falta de ingresos en el sector, que permanece inactivo desde que el presidente Alberto Fernández decretó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) desde el 20 de marzo. Es decir que la actividad lleva más de seis meses interrumpida y sin ingresos de ningún tipo.

SYMA es un grupo autoconvocado de Salones y Multiespacios del AMBA para Eventos y Afines que se creó para reclamar medidas que beneficien a un sector extremadamente golpeado por la pandemia y sin representación alguna.

Con consignas tales como #LeydeEmergenciaYa y #SalonesEnQuiebra intentan hacer visible la crisis generada con el ASPO. En todo este tiempo, el 50% de los salones debieron cerrar sus puertas de manera definitiva por no poder afrontar los gastos corrientes. Son 36 los subrubros que viven de los eventos y tienen incidencia directa 300 mil familias afectadas por la falta de actividad desde marzo.