La Prensa
La mayoría “K” del Senado rechazó los traslados de los magistrados que investigan por coimas a Cristina Kirchner

Desplazan a jueces de Comodoro Py

La mayoría kirchnerista del Senado rechazó en soledad por ausencia de la oposición los traslados de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal Sala I, y el del juez Germán Castelli al Tribunal Oral en lo Criminal Federal número 7 de la Capital Federal.

Los dos primeros magistrados habían procesado a la presidenta del Senado Cristina Kirchner en la causa por coimas denominada “de los cuadernos”, mientras que Castelli integra el tribunal que debe juzgarla en la misma causa.

Los jueces habían sido trasladados en 2018 desde otros tribunales federales para cubrir vacantes en la justicia de la Ciudad de Buenos Aires (Comodoro Py), donde se ventilan diversas causas por corrupción durante el gobierno de la vicepresidenta. Sus designaciones fueron hechas mediante un decreto del ex presidente Mauricio Macri sin un segundo acuerdo del Senado, por lo que la mayoría kirchnerista del Consejo de la Magistratura auxiliada por la massista Graciela Camaño las impugnó.

De inmediato el presidente Alberto Fernández remitió la solicitud de traslado al Senado, Cámara en la cual la mayoría que responde a Cristina Kirchner le dio tratamiento exprés, rechazándola. Los magistrados recurrieron a la Corte Suprema para que garantizase su estabilidad en el cargo, pero el alto tribunal se negó a pronunciarse antes de que lo hiciera el Senado.

El interbloque de Juntos para el Cambio rechazó la iniciativa oficialista y se negó a participar tanto de su tratamiento en la Comisión de Acuerdo como ayer en el plenario del cuerpo. Ambos trámites legislativos se realizaron de manera remota.

Justificó los desplazamientos durante el plenario del cuerpo realizada por teleconferencia la presidenta de la Comisión de Acuerdos Anabel Fernández Sagasti. Alegó que el desplazamiento de los magistrados “afianzaba” el sistema institucional y lo “revitalizaba” y cargó contra la oposición a la que acusó de reclamar por un lado la república, pero por otro atentar contra ella. Alegó que el traslado consiste en realidad en un nuevo nombramiento que exige la participación del Senado. “Estamos corrigiendo lo que debió haber hecho el gobierno anterior”, concluyó.

Repitieron las mismas argumentaciones los senadores María Pilatti Vergara, Mario Páis y Matías Rodríguez. Pilatti Vergara aseguró que “hay mucha fantasía para hacer creer a la sociedad que estamos tratando de sacar tres jueces que nos molestan”.