La Prensa
EL MES SARMIENTINO

¡Qué falta nos hace!

Qué falta nos hace Sarmiento .
 
Qué tremenda ausencia. Ausencia de ejemplos, cuando vemos mausoleos gigantescos, acaso bóvedas, y recordamos a quien al terminar su mandato como Presidente de la República no tenía dinero para comprarse una casa donde vivir y debió pedirle a su hija que lo albergue .
 
Qué ausencia de espíritu republicano cuando recordamos que convocó a sus circunstanciales enemigos porque la causa del país común era más importante que las disidencias .
 
Qué falta nos hace Sarmiento con su austeridad que es la esencia republicana.
 
El educador que fue hasta una humilde escuela de campaña donde otro maestro enseñaba, junto a las primeras letras, las bases del respeto a las ideas. Se llamaba Pedro B. Palacios, Almafuerte. Sarmiento fue para pedirle que lo acompañe en su afán y su tarea civilizadora.
 
La respuesta de Almafuerte fue: “Siembro abecedario allí donde mismo se siembran los trigales “ .Y Sarmiento lo entendió porque él  también era un sembrador de abecedarios .
Cuánto te extraño Sarmiento , cuánto te extraña y te necesita la Patria .