La Prensa

Anses y la "desatención" virtual a jubilados y pensionados



Por Jessica Casas y M. Belén Fuertes * 
 
Habiendo transcurrido más de 100 días desde el inicio de la cuarentena, la solución que pretende brindar la ANSES parece insuficiente. Pues, si bien ha procedido a la reapertura de alguna de sus oficinas, en su mayoría, continúan hoy cerradas.

En este contexto, las pocas UDAI que brindan atención al público solo atienden aquellas personas que contaban con un turno programado antes del inicio de la cuarentena.

El 8 de junio pasado, el organismo habilitó nuevos trámites que se pueden gestionar a distancia mediante el sistema de “Atención virtual” (Res. 192/2020 ANSES).

Por lo tanto, a los dos ya implementados, esto es: rehabilitación de cobro de una jubilación o pensión y reclamo de haberes no cobrados, se incorporó: jubilaciones; pensiones directas con servicios de carácter ordinario; pensiones derivadas; prestaciones por desempleo; y otorgamiento de poderes.
Ahora bien, en la práctica ocurren muchas desprolijidades y desatenciones.

El primer inconveniente que surge es que, no todas las personas cuentan con una computadora e internet, y de contar con esos elementos, resulta en algunos casos muy complejo gestionar las claves, ya que a veces el sistema está saturado. También, es muy problemático escanear y comprimir cuando existe demasiada documentación.

Por otro lado, hay ciertas preguntas que no encuentran respuestas, por ejemplo, que pasa con aquellos aportes que no salen en sistema y que habitualmente son respaldados por diferentes medios probatorios, como ser una certificación de servicios. ¿Se procederá a realizar verificaciones?, ¿será analizado por el área de legales?.

Del mismo modo, hay gran preocupación por los afiliados que ya iniciaron su expediente antes de la pandemia y que al día de hoy no tienen dictamen. Pues, se trata de un sector abandonado que lamentablemente se ve obligado a recurrir a la justicia mediante la vía del amparo por mora.
Otro tema a tener en cuenta son los plazos. En el caso de los reclamos de meses impagos (trámite denominado repago) habitualmente ANSES se expide en forma inmediata.  Ahora, no hay tiempos de trabajo.

Es relevante subrayar que han quedado fuera de consideración bajo esta forma de trabajo virtual: los retiros transitorios por invalidez, las jubilaciones diferenciales, las pensiones de convivientes, los reconocimientos de servicios, los errores materiales en las liquidaciones, los reajustes, entre otros.
Entonces, podemos concluir que seguimos atascados en que aquel 20 de marzo, con secuelas que repercuten enormemente en el bolsillo de la gente y por sobre todo en la salud, pues no solo no se puede acceder a un ingreso económico, sino que además, con ello se genera una desprotección en cobertura médica (PAMI) en momentos en donde más se necesita.

* Abogadas Especialistas en Derecho Previsional.