La Prensa

Concierto en rojo y negro

El baúl de los recuerdos. Colón apabulló 5-1 a River en el Clausura 1997. El equipo de Francisco Ferraro -gran animador del torneo- jugó un partido fantástico y vapuleó a los dirigidos por Ramón Díaz. Se lucieron, entre otros, Marcelo Saralegui y Cristian Castillo.

Si se hubiese tratado de una orquesta y no un equipo de fútbol, la actuación de Colón ese 11 de mayo de 1997 habría sido un concierto. En realidad, se trató de un partidazo en el que cada jugador sangre y luto se lució a pleno. El Sabalero goleó 5-1 a un River al que dominó casi a voluntad. Tres goles del uruguayo Marcelo Saralegui y dos de Cristian Castillo hicieron posible el espectacular triunfo del conjunto dirigido técnicamente por Francisco Ferraro que ese día, por si fuera poco, se instaló en lo más alto de la tabla.

Jugaba bárbaro el equipo de Pancho. Atacaba siempre y anotaba muchos goles. Castillo, el Chino Rodolfo Aquino, Víctor Muller, Saralegui... Todos llegaban al arco contrario. Pero no era sólo un elenco que se caracterizaba por la capacidad de sus hombres de ofensiva, ya que desde el fondo se proyectaban incansablemente Hugo Ibarra y Dante Unali, Luis Medero salía jugando con calidad, el uruguayo Héctor Rodríguez Peña era un defensor durísimo, Diego Castagno Suárez recuperaba cuanta pelota pasara por la mitad de la cancha… A nadie podía sorprender que Colón se despachara con tamaña victoria sobre el River de Ramón Díaz que dominaba el fútbol local en esos tiempos. Lo llamativo, en cambio, fue el pobre desempeño de los millonarios, que fueron una sombra.

Muy temprano sacó ventaja Colón. Carucha Muller recibió un pase largo de Castagno Suárez y envió el centro para Castillo, quien, después de sacarse de encima la marca de Ricardo Altamirano, definió con un remate cruzado ante la salida de Roberto Bonano. Unos minutos más tarde Saralegui marcó un golazo con un disparo delicioso ante la insólita colaboración de los defensores riverplatenses, que en ningún momento atinaron al menos a oponer la más mínima resistencia.

Saralegui, quien habitualmente era el conductor del equipo, esa jornada fue un ejecutor despiadado. Sólo 120 segundos después de su primer tanto, el uruguayo estiró la cuenta. Se juntaron Castillo y el ex mediocampista de Racing, quien venció a Bonano. ¡3-0 en apenas 18 minutos de acción!

River intentó reaccionar. Y el que encabezó ese breve lapso en el que las huestes del Pelado Díaz procuraron luchar contra un destino adverso fue Enzo Francescoli, una de las grandes figuras de ese equipo de estrellas que incluía al chileno Marcelo Salas, Roberto Monserrat, Marcelo Gallardo, Sergio Berti, Bonano, Juan Pablo Sorín… Tenía 11 titulares de primer nivel y un banco de suplentes de lujo. El Príncipe, con su calidad imperecedera, bajó una pelota de pecho, la dominó en el área y se hizo el espacio necesario para descontar.

Ese tanto les levantó el ánimo a los millonarios. En los 10 minutos siguientes se llevaron por delante al local, pero Colón estaba decidido a hacer de ése su gran partido. Por eso no resultó llamativo que antes del epílogo del período inicial Saralegui depositara la pelota en el fondo del arco de Bonano con un tiro libre exquisito.

Para afrontar el segundo tiempo Ramón Díaz intentó cambiarle la cara a su equipo. Salió el poco productivo Muñeco Gallardo y entró el Jardinero Julio Cruz y Leonel Gancedo reemplazó a un Leonardo Astrada que no había hecho pie en el medio. Sin embargo, los millonarios parecían clavados al césped. Los sabaleros, en cambio, estaban encendidos.

Salió un pelotazo largo que Castillo dominó ante el acompañamiento -no puede denominárselo de otro modo- de Roberto Trotta y le puso la firma al quinto tanto. El dominio de los santafesinos era tal que si la cuenta se detenía en 5-1 era simplemente porque ellos lo habían decidido.  Manejaban la pelota, los tiempos del partido… Eran amos y señores, mientras sus rivales apelaban a las infracciones para cortar el juego. El desorden del visitante contrastaba nítidamente con la lucidez del dueño de casa.

Colón hizo realidad un 5-1 inolvidable. Sí, claro, con el correr de las fechas River se repuso y terminó ganando el título en ese Clausura ´97 para hilvanar el segundo eslabón de una cadena de tres campeonatos consecutivos. El Sabalero finalizó en un más que destacado segundo puesto. Pero eso era un asunto del futuro cercano. Ese día, le hizo disfrutar a su hinchada un memorable concierto en rojo y negro.

LA SINTESIS

Colón 5 - River 1

Colón: Leonardo Díaz; Hugo Ibarra, Luis Medero, Héctor Rodríguez Peña, Dante Unali; Marcelo Saralegui, Diego Castagno Suárez, Rodolfo Aquino, Pedro Uliambre; Cristian Castillo, Víctor Muller. DT: Francisco Ferraro.

River: Roberto Bonano; Hernán Díaz, Roberto Trotta, Ricardo Altamirano, Juan Pablo Sorín; Roberto Monserrat, Leonardo Astrada, Sergio Berti; Marcelo Gallardo; Enzo Francescoli, Marcelo Salas. DT: Ramón Díaz.

Incidencias

Primer tiempo: 10m gol de Castillo (C); 16m gol de Saralegui (C); 18m gol de Saralegui (C); 31m gol de Francescoli (R); 44m gol de Saralegui (C). Segundo tiempo: Julio Cruz por Gallardo (R); Leonel Gancedo por Astrada (R); 3m Pablo Morant por Rodríguez Peña (C); 7m gol de Castillo (C); 25m Adrián Gorostidi por Muller (C); 28m Raúl Gordillo por Saralegui (C); 28m Santiago Solari por Berti (R).

Cancha: Colón. Arbitro: Francisco Lamolina. Fecha: 11 de mayo de 1997.