La Prensa

Exitoso financiamiento del Tesoro

Colocó dos Letras por $ 13.960 millones en un contexto de severa incertidumbre por la pandemia de coronavirus­. El objetivo del Ministerio de Economía tenía como tope cosechar $ 17.000 millones. La participación del sector público se limitó a un 10%. El Merval cayó 3,24% y Wall Street cerró en verde.­

El Ministerio de Economía colocó dos títulos de deuda nominadas en pesos y a corto plazo por $ 13.960 millones, como parte de su estrategia de financiamiento para este año.

Para la Letra del Tesoro con vencimiento el 1 de julio de 2020 se adjudicó un $ 1.364 millones a un precio de corte de $ 928,85 por cada $ 1.000 de valor nominal lo que representó una Tasa Nominal Anual de 30,72% y una tasa interna de retorno de 34,45%.

En tanto, en las Letras + Badlar Privada (Lebad) con vencimiento el 28 de agosto se adjudicó $ 12.596 millones al precio de $ 1.039,40 por cada $ 1.000 de valor nominal, lo que representa una TNA de 35,14% y una TIREA de 38,88%. El interés inversor por esta licitación, hecha en el contexto un mercado financiero signado por la crisis que provoca la pandemia del coronavirus, quedó reflejada en las 50 órdenes de compra recibidas.

Los expertos consideraron como positiva la operatoria dado el contexto de incertidumbre que se vive a partir de la pandemia de coronavirus y la decisión del gobierno de implementar una cuarentena nacional. Según trascendió, la participación del sector público en esta oportunidad fue baja, en torno a un 10%, aproximadamente.

Cabe destacar que, según lo informado por el Boletín Oficial previamente, el monto máximo autorizado era de $ 17.000 millones entre los dos instrumentos, por lo que el total obtenido estaría en línea con la intención oficial, en un marco donde el Estado requiere de financiamiento para implementar medidas de salvataje, y no puede acceder a los mercados internacionales.

­

MERVAL: -3,24%­

El índice S&P Merval bajó ayer 3,24%, en una sesión que comenzó en verde y que con el correr de las horas se dio vuelta y culminó con tendencia negativa y desacoplado de los mercados de referencia, en tanto el riesgo país retrocedió 2,60% hasta los 4.151 puntos básicos producto impulsado por la suba del bonos emitidos en moneda extranjera.

En este escenario, en el panel líder del índice bursátil porteño, Aluar ganó 3,23%; Cablevisión subió 2,33%; y Ternium avanzó 1,12%. En sentido opuesto, Central Puerto cayó 8,01%; Telecom Argentina perdió 6,56%; Transportadora de Gas del Sur, -6,12%; Transportadora de Gas del Norte, -5,87%; e YPF retrocedió 5,76%.

Los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street terminaron con mayoría de alzas encabezados por Despegar (11,3%); Tenaris (9,4%); Irsa (8,4%); Corporación América (7,3%); Ternium (3,6%); y Grupo Financiero Galicia (3,0%). Las acciones que anotaron pérdidas fueron lideradas por: Loma Negra (-5,7%); Central Puerto (-4,7%); Transportadora Gas del Sur (-3,4%); Telecom Argentina (-2,7%); e YPF (-2,4%).

­

BONOS EN ALZA­

En el mercado de deuda pública, la curva soberana en dólares arrojó números positivos, reflejando subas de entre 3% y 4%, por primera vez en varias ruedas. Mientras que los títulos en pesos mantuvieron la misma tendencia y finalizaron con ganancias que alcanzaron un promedio de 2% a lo largo de toda la curva.

­

DOW JONES: 6,38%­

Wall Street cerró con todos sus índices en verde y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, avanzó un 6,38% y recuperó un 20% en solo tres días. El indicador subió 1.351,62 puntos hasta los 22.552,62 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 ascendió un 6,24 % o 154,51 puntos, hasta 2.630,07 enteros. Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más importantes, avanzó un 5,60 % o 413,24 puntos, hasta los 7.797,54 enteros.

­

CRUDO: U$S 22,60­

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó un 7,7% y cerró a 22,60 dólares el barril, arrastrado por el desplome de la demanda de combustible que se estima en unos 10 millones de barriles por día a raíz de la crisis del COVID-19 y las restricciones en los desplazamientos.