La Prensa

Hay mas católicos en el mundo pero cayeron las vocaciones sacerdotales

Entre 2013 y 2018 hubo un aumento aproximado del 6 po de católicos bautizados en los cinco continentes, pasando de ser casi 1.254 millones a 1.329 millones, un aumento de 75 millones de personas.

A fines de 2018, los católicos constituían poco menos del 18% de la población mundial, una tasas que prácticamente no cambió en los últimos años.

Estos son algunos de los datos que emergen del último Anuario Estadístico de la Iglesia, relacionado con 2018, que publicó hoy la Santa Sede.

Del total de católicos en el mundo, el 48% vive en América, el 21,5% en Europa y el 11,1% en Asia, donde ha habido un crecimiento particular. En 2018 los católicos eran menos del 18% de la población mundial.

El número de obispos en el mundo aumentó entre 2013 y 2018 en más de 3,9%, pasando de 5.173 a 5.377.

La dinámica de la consistencia sacerdotal, por otro lado, parece bastante decepcionante en general, mostrando una contracción del 0,3% concentrada en la segunda mitad del período. De hecho, el número de sacerdotes aumentó en 1.400 en los primeros dos años, para luego estabilizarse y mostrar una disminución en los últimos tres años.

En contraste respecto a la media mundial, se registra una evolución de las consistencias sacerdotales en Africa y en Asia con un +14,3% y +11,0%, respectivamente, mientras en América se mantiene estacionaria en alrededor de una media de cerca de 123.000. 

Europa y Oceanía, en tanto, responsables de la concentración observada a nivel planetario, muestran en 2018 una disminución de más del 17% y de poco más del 1%, respectivamente.

Una realidad eclesiástica que está en rápida evolución es aquella de los diáconos permanentes, cuyo número está en fuerte crecimiento tanto a nivel mundial como en cada uno de los continentes, pasado de 43.195 en 2013 a 47.504 cinco años después, con una variación positiva, es decir de cerca del 10%.

La crisis de los religiosos no sacerdotes profesos no muestra signos de disminución: el grupo, de hecho, se contrajo en casi un 8% entre 2013 y 2018, pasando de más de 55.000 a menos de 51.000. Incluso para el grupo de religiosos profesos hay una dinámica fuertemente decreciente con una contracción del 7,5% en el período considerado.

El número total de religiosos profesos se reduce de casi 694.000 en 2013 a menos a 642.000 cinco años después. La disminución afecta a tres continentes (Europa, Oceanía y América), con variaciones negativas también significativas (-15% en Europa, -14.8% en Oceanía y -12% en América).

El número de los seminaristas mayores parece en cambio consolidarse sobre una tendencia de lenta y gradual contracción: los candidatos al sacerdocio en el mundo pasan de 118.251 en 2013 a 115.880 en 2018, con una variación de -2,0%. La caída, con la excepción de Africa, afecta a todos los continentes con reducciones de gran escala para Europa (-15,6%) y América (-9,4%).

Africa, con una variación positiva del 15,6%, se confirma como el área geográfica con las mayores potencialidades de cobertura de las necesidades de los servicios pastorales. (ANSA).