La Prensa
En junio y julio, los Festivales de la Opera local ofrecerán 15 interesantes títulos

Un excelente programa en Munich

Destacamos en más de una oportunidad que aparte de la cantidad y calidad de sus espectáculos, una de las notas características de los Festivales de Opera de Munich es que se despliegan en pleno verano, en los mismos recintos (cerrados) en que transcurre la temporada anual de abono. En esta oportunidad el ciclo tendrá lugar entre el 22 de junio y el 31 de julio, incluye nada menos que quince títulos, recitales, sesiones de ballet y, con excepción de dos conciertos a realizarse en la Max-Joseph-Platz y la Martstallplatz, se desarrollará en el Cuvilliés, el Prinzregenten y el Nationaltheater, sedes habituales de la Opera del Estado, de Baviera, cuyo intendente es Nikolaus Bachler.

Con el ruso Kirill Petrenko como Generalmusikdirector (sucedió en 2013 a Zubin Mehta), el programa contempla el estreno de dos puestas. La de "Castor et Pollux", de Rameau, pertenece a Hans Neuenfels, creador imaginativo e impredecible, junto a quien estará en el podio Ivor Bolton, distinguido especialista en este género. La de "Falstaff" es de Mateja Koleznik, directora eslovena de teatro de prosa dedicada al repertorio contemporáneo. Wolfgang Koch será el protagonista de la divertida pieza verdiana, acompañado por Boris Pinkhasovich (Ford), Bogdan Volkov (Fenton), la soprano lírica polaca Aleksandra Kurzak, actual esposa de Roberto Alagna (Alice); Elsa Benoit (Nanetta) y Okka von der Dammerau (Quickly).

DOS DE PUCCINI
Puccini estará representado por "Bohme" y "Tosca", conducidas por Andrea Battistoni y Marco Armiliato, con régie de Otto Schenk (muy tradicionalista) y Luc Bondy, respectivamente. Ermonela Jaho, Benoit, el tenor francés Benjamin Bernheim (""una de las voces más bellas de la nueva generación""), Andrei Zhilikhovsky y Roberto Tagliavini asumirán las partes principales en la primera, y Sonya Yoncheva, Erwin Schrott y Riccardo Massi (Radamés en el Colón en 2018) lo harán en "Tosca".

Se repondrá también la estupenda versión de "La ciudad muerta" ("Die tote Stadt"), de Korngold, de noviembre del año pasado, con Jonas Kaufmann y la sólida soprano wurtemburguesa Marlis Petersen, conducción de Petrenko y moderna régie del australiano Simon Stone, e igualmente se darán "El castillo del duque Barba Azul", de Bartók (John Lundgren y Nina Stemme, Katie Mitchell y la ucraniana Oksana Lyniv), y "Eugene Oneguin", de Tchaicovsky, con mise-en-scne de Krzysztof Warlikowski, orientador del Nuevo Teatro de Varsovia; el húngaro Henrik Nánási en el pupitre, e Igor Golovatenko, Alisa Kolosova, Pavol Breslik y Alexander Tsymbalyuk en el elenco vocal.

WAGNER Y VERDI
"La Reina de la Nieve" ("The Snow Queen", 2019), basada en la historia de Hans Christian Andersen, del compositor dinamarqués Hans Abrahamsen, enrolado en el movimiento llamado "de la Nueva Simplicidad" (el nombre es engañoso), tendrá como intérpretes a Peter Rose, Katarina Dalayman, Rachel Wilson y Barbara Hannigan, Andreas Kriegenburg (régie) y Cornelius Meister (en el foso), al tiempo que "Orlando Paladino", de Haydn, nuevamente con Bolton y puesta del berlinés oriental Axel Ranisch, contará con el concurso de Tara Erraught, David Portillo, Edwin Crossley-Mercer y Adela Zaharia, entre otros.

Petrenko subirá al podio para concertar "Los maestros cantores", único título de Wagner programado por los Festivales para este año. La producción es de David Bösch y en el tinglado se alinearán el polifacético Koch (Sachs), Kaufmann (Walther), Christof Fischesser (Pogner) y Hanna-Elisabeth Müller (Eva), alumna de Fischer-Dieskau, Julia Varady y Thomas Hampson.

Aparte de un taller sobre "The Knot Garden" ("Un jardín complicado"), del británico Michael Tippett, de Verdi se ofrecerán en cambio cuatro obras, además de "Falstaff". "I Masnadieri" tendrá dirección de Michele Mariotti, régie del ex violinista y director asistente Johannes Erath, y a Diana Damrau, Charles Castronovo y Golovatenko en el palco escénico. En "Nabucco" (Yannis Kokkos, Paolo Carignani) y ya como barítono, por razones cronológicas, estará nada menos que Plácido Domingo, respecto de quien todas las acusaciones que se le formularon en Estados Unidos parecen no haber hecho la más mínima mella en Europa. El elenco se completa con la excelente soprano ucraniana Liudmyla Monastyrska, Leonardo Caimi (Buenos Aires, 2017), Vitalij Kowaljow y Teresa Iervolino.

MAS TITULOS
"Rigoletto", con Battistoni, tendrá mise-en-scne del escritor, cineasta y dramaturgo magyar Arpád Schilling, director del Círculo de la Tiza, centro de arte contemporáneo de su país, y será cantada por el reconocido y fino barítono londinense Simon Keenlyside (¿tendrá suficiente fuerza dramática?), Joseph Calleja (Duque) y Rosa Feola (Gilda).

En "Otello", con el talentoso maestro húngaro Adam Fischer (dirigió la "Tetralogía" en Bayreuth) y Amélie Niermeyer en la dirección teatral, la magnífica soprano Anja Harteros, germana de ascendencia griega, encarnará a Desdémona, el "electrizante" barítono pugliese Claudio Sgura a Jago y Gregory Kunde al moro de Venecia. No hay dudas que con el correr del tiempo el metal del tenor norteamericano, a quien conocimos en el Colón en 1998, 1999 y 2000 (intervino en "Don Pasquale", "El rapto en el serrallo" y "El turco en Italia") se debe haber oscurecido y engrosado, evolucionando hacia personajes dramáticos. Pero aún así: ¿posee la corpulencia vocal necesaria? En las funciones de septiembre el papel había sido asumido por Kaufmann.