La Prensa

Los jóvenes entrenadores encuentran su lugar en la Superliga

El reciente arribo de Israel Damonte como DT de Huracán confirma la teoría. Un 62,5% de los técnicos que se desempeñan en nuestra Primera División no llegan a los 50 años, demostrando que la tan mentada renovación también llegó en dicho rubro.

Para algunos fue sorprendente, para otros quizás no tanto. La llegada de Israel Damonte como director técnico de Huracán, cuando aún le quedaban seis meses por delante de contrato como jugador de Banfield, no hizo más que terminar de marcar una clara tendencia. Los jóvenes entrenadores tienen cada vez más lugar dentro de nuestra Superliga y pareciera que llegaron para quedarse.

Los números casi siempre abalan las teorías. De los 24 entrenadores de la Primera División, 15 de ellos no supera los 50 años de edad, marcando una tendencia clara del (62,5%) mientras que solamente 9 de los 24 mencionados, superan las cinco décadas marcando el complementario (37,5%).

Justamente el mismo Israel Damonte (38 años) junto a Mariano Soso (38), de Defensa y Justicia, son los más jóvenes del grupo. Apenas un año más suman tres entrenadores de los más capaces de nuestro medio: Luis Zubeldía, Gabirel Milito y Sebastián Beccacece, los siguen con (39).

Ahí nomás los siguen dos de grandes campañas en la Superliga. Gabriel Heinze y el uruguayo Alexander Medina (41), de extraordinario trabajo en Vélez y Talleres de Córdoba, también se ubican dentro de este grupo de jóvenes que viene pisando fuerte, demostrando su capacidad partido tras partido.

En la lista sigue un ya experimentado ganador dentro del rubro y uno que está ante un desafío supremo en su carrera. Marcelo Gallardo y Lucas Pusineri (43), en River e Independiente, abrirán la competencia oficial de este año con el partido que adeudan del 2019.

El puntero de la Superliga, Argentinos Juniors, también cuenta con un joven entrenador. Diego Dabove (46), quien fuera ayudante en varios cuerpos técnicos, logró abrirse su camino y luego de una gran campaña en Godoy Cruz, también le dio su impronta al conjunto de La Paternal.

Diego Cocca y Gustavo Alvarez (47) al que se les puede sumar Sergio Rondina (48) integran un grupo que ya se dio el gusto de festejar un título al frente de un grupo. Cocca, actual DT de Central, logró un campeonato recordado con Racing; al tiempo que Alvarez y Rondina, quienes se

desempeñan en Patronato y Arsenal respectivamente, lo hicieron en el ascenso con Aldosivi y el conjunto del Viaducto, al llevar a ambos a la Primera División.

Para cerrar el grupo de los Sub 50 nos quedan dos entrenadores que saben de pelearla. Muchas veces se dice que la presión por no descender es mucho más complicada que la que conlleva la punta de un torneo y en esas circunstancias, Diego Osella y Mario Sciaqua (49), cuyos presentes los encuentran en Colón y Godoy Cruz, ya tienen un master realizado.

Dentro de los 9 entrenadores de mayor experiencia –superan los 50 años de edad- muchos de los nombres hablan por sí solos y no necesitan presentación. Sin embargo siguiendo con un orden cronológico llegamos a Gustavo Coleoni (51) y Diego Monarriz (52).

El Sapito es un entrenador por demás querido en Santiago del Estero ya que llevó a Central Córdoba del Federal A hasta la Primera División. El caso de Monarriz es más conocido por la trascendencia del club que dirige. El ex mediocampista que realizó un gran trabajo en las inferiores, fue confirmado por Marcelo Tinelli como el entrenador principal de San Lorenzo.

Angel Guillermo Hoyos (56) de gran trayectoria en el exterior como DT está a cargo de Aldosivi. Además, tuvo un dilatado paso por el fútbol griego y en menor medida prosiguió por Bolivia, Colombia, Chile, Estados Unidos y México, aunque quizás lo que más sonó fue su paso por el Barcelona B. Otro que comparte años es Leonardo Madelón (56) al que siempre se lo relaciona con Unión, pero que también dejó su huella en Olimpo, en Central y en tantos otros clubes del ascenso.

En la ciudad de Rosario hay otro guerrero de mil batallas. Frank Kudelka (58), actual director técnico de Newell´s, sabe lo que es llegar desde abajo ya que dirigió en el Argentino A y B, en el Federal A hasta su arribo a la Primera División.

El próximo DT causó una verdadera revolución en la ciudad de las diagonales. Diego Maradona (59) llegó a Gimnasia acompañado de Sebastián Méndez para intentar sacar al Lobo platense del fondo de la tabla de los promedios. A partir de su arribo, la dirigencia buscó darle un golpe de efecto a un plantel que no encontraba la salida.

Decir Ricardo Zielinski (60) es casi que asociarlo directamente a Atlético Tucumán. El Ruso, de dilata trayectoria en el ascenso y en la máxima categoría, supo llevar al Decano a los momentos más importantes de su historia y también se dio el gusto de dirigir a Racing hace cuatro años.

La lista la cierran dos técnicos de dilatada trayectoria que supieron lo que es festejar en nuestro fútbol y que luego de luchar contra una dura enfermedad, tuvieron su premio dirigiendo a clubes muy queridos por ellos. Miguel Russo y Julio Falcioni (63) son los hombres en cuestión. Miguel retornó de su paso por Colombia para dirigir nuevamente a Boca con el que ya se consagró en la Copa Libertadores y busca repetir y Pelusa, quien también fue campeón con Banfield, volvió a su casa en un momento complicado del club para poder aportar todo lo que sabe.

Queda claro que la capacidad de los entrenadores en nuestra Superliga está fuera de discusión. Lo que sí está tomando cada vez más fuerza es una nueva camada que está pisando fuerte y que es el complemento ideal a aquellos de más experiencia, que siguen vigentes, pero que de a poco van dejando su lugar por una cuestión lógica.