La Prensa

Regina Pacini: Una vida dedicada a su esposo, Marcelo T. de Alvear

 


Por Diego Barovero * 


A 149 años de su nacimiento, en camino al sesquicentenario, recordamos a Regina Pacini Quintero de Alvear no solo por su condición artística y su cantar inigualable, sino por su valioso aporte a la historia cultural de nuestro país.
Regina Pacini nació en Lisboa, Portugal, el 6 de enero de 1871. Fue hija de la andaluza Felicia Quintero y del italiano Pietro Pacini, director escénico del Real de San Carlos y autor de noventa óperas.
Se convirtió en una destacada soprano, con una exitosa carrera artística desarrollada en los más importantes teatros líricos de Europa y América. 

En 1889, Marcelo T. de Alvear, joven y prestigioso dirigente argentino de la UCR, la vio y escuchó por primera vez tras lo cual quedó cautivado y la siguió por toda Europa con su propuesta de matrimonio. Se casaron en Lisboa el 27 de abril de 1907, tras años de encuentros y desencuentros y luego de desafiar los tabúes de la sociedad argentina de aquel entonces.
Había tenido una prolífica carrera y conquistó todos los baluartes de la lírica, entre ellos, el Liceo de Barcelona, la Scala de Milán, la Opera de París y el Covent Garden de Londres, la que abandonó a poco de contraer matrimonio con Alvear. Dedicó su vida a su esposo y a la causa que él seguía.

FILANTROPIA Y BENEFICENCIA
Durante la presidencia de Alvear, Regina se destacó en obras de filantropía y beneficencia. Entre otras acciones, fundó La Casa del Teatro, construyó el templo de San Marcelo y el Colegio anexo. Una localidad de la provincia de Río Negro, fundada en 1924, fue bautizada en su homenaje como Villa Regina.

A su influencia en el espíritu de su esposo presidente se deben también la creación de los cuerpos estables del Teatro Colón de Buenos Aires, del Conservatorio Nacional de Música, y de Radio Municipal con el propósito fundamental de transmitir las funciones del primer coliseo argentino.
La difusión de la cultura fue la impronta de la gestión Alvear por inspiración de su esposa Regina.
Fundada en 1938 por Regina, la Casa del Teatro que acaba de cumplir 82 años sirve de múltiples propósitos. En la actualidad alberga a más de cuarenta huéspedes que carecen de recursos económicos y vivienda y que han dedicado su vida a la actividad teatral.

La Casa del Teatro que puede ser conocida a través de visitas guiadas alberga el Museo Regina Pacini de Alvear, que reúne objetos personales y de su vida teatral, documentos, archivos fotográficos suyos y de los comienzos de la Casa del Teatro, libros y recuerdos de su estadía en Francia. Además, muebles, imágenes de cantantes de ópera y directores de orquesta y un reclinatorio.
Regina Pacini de Alvear falleció en Don Torcuato, provincia de Buenos Aires, el 18 de septiembre de 1965, a los 94 años. Sobrevivía con una modesta pensión y su acción fue notable también en la creación del Museo de Casa Rosada al cual donó gran cantidad de objetos, documentos y materiales pertenecientes a su esposo.

Hasta su muerte todos los 23 de cada mes (aniversario de la muerte de su esposo Marcelo, 23/3/1942) visitaba el Panteón Alvear del Cementerio de la Recoleta, sentándose junto a la tumba del expresidente en una sillita plegable luego de cambiar las flores blancas y rojas (los colores del partido Radical) y tras cumplir el ritual invitaba a almorzar al cuidador de la bóveda.


* Presidente del Instituto Nacional Yrigoyeneano.


 

 


.