La Prensa

El director del Hospital San Martín niega que la embarazada desaparecida se haya registrado o atendido allí

La mujer alcanzó a llamar a su marido para pedirle ayuda. "Me están metiendo en un lugar", le dijo. Después el teléfono se apagó.

 

El director del Hospital San Martín de La Plata, Alberto Urban, negó hoy que haya registro de que Sandra Sepúlveda, la mujer de 40 años embarazada de 8 meses desaparecida desde ayer, haya ingresado o haya sido atendida en el centro médico, y remarcó que "están todos desesperados buscándola".

"Ella se atendía en otro lado, es de Berisso y los controles se los hacia en otro lugar, no tenia turno acá y no tenía anotado ningún turno", explicó Urban.

La declaración del director médico desestimó lo que sostiene el marido de la mujer, Mauricio Paz Martínez, quien denunció que tenía turno a las 8 de la mañana para una cesárea programada.

En relación a las cámaras de seguridad, Urban indicó que si bien no hay en el área de Maternidad, si están instaladas en el resto del hospital, y aseguró que las revisaron y no pudieron identificar a Sepúlveda en las imágenes.

"Revisaron las cámaras y no la encontramos, por eso estamos desorientados y en contacto con la policía, revisamos todo el hospital y no hay ningún registro de que la mujer se haya atendido aquí", apuntó.

Familiares de la mujer denunciaron hoy que desapareció cuando se dirigió ayer al baño antes de entrar a realizarse una cesárea en el hospital San Martín, e iniciaron su búsqueda.

Paz Martínez explicó que Sandra tenía la cesárea programada en el centro de salud localizado en 1 y 70 a las 8 y que la mujer fue al baño y no volvió.

El hombre señaló que minutos después de haber ido al baño lo llamó pidiéndole ayuda y no se supo más de ella.

"Papi, ayudame que me están metiendo", llegó a decirle por teléfono Sandra a Mauricio y luego la llamada se cortó, de acuerdo al relato de su pareja. Fue entonces cuando el hombre salió inmediatamente a buscarla, pero no la encontró.

Tras hacer la denuncia en la Comisaría Novena, la policía desplegó un amplio rastrillaje en la zona del Policlínico, como así también en otros hospitales y clínicas privadas de la ciudad y zonas aledañas.

"Para mi la secuestraron para quedarse con el bebé", dijo a la prensa el hombre.