La Prensa
La artista española ensaya un regreso a sus orígenes musicales

India Martínez, en busca de la esencia de su canto

Conocida en estos lares por su dueto con Abel Pintos y su participación en el recital "Unicas" en el Colón, pasó por Buenos Aires para anunciar el show que dará en mayo en el Coliseo.

 


Todo artista, en algún punto de su carrera siente la necesidad de volver a sus raíces. Coqueteará con otros ritmos, cambiará su ciudad por mansiones en las principales capitales del mundo y disfrutará de las comodidades de la primera clase aérea, pero siempre llega esa instancia en que mira hacia atrás para recordar por qué está allí. A la cantante española India Martínez le llegó el momento de volver al flamenco luego de transitar los primeros puestos de los rankings con exitosos dúos junto a Franco de Vita, David Bisbal y Abel Pintos.

Este reseteo musical llega con "Palmeras", su nuevo disco, que la corre del pop romántico de sus últimos trabajos para mostrarla con su voz gitana a pleno. "Después de cinco álbumes seguidos me apetecía regresar en el tiempo. Volver al punto de partida para recordar cómo respiraba, cómo contaba las cosas de niña, cómo imaginaba y qué fantaseaba. La carrera de todo artista va por etapas y me apetecía acordarme de mi Córdoba, de mis raíces, de la ciudad de mi infancia, Las Palmeras. Y no es porque no estaba a gusto con mi actualidad, sino porque sentía esa fuerza que me llamaba. Uno con el tiempo se va reeducando, aprendí a hablar otros lenguajes y así fui perdiendo mi naturalidad, mi frescura y mi inocencia. Lo veía en el estudio cuando componía y me veía sustituyendo palabras por otras más poéticas o más bonitas. Y me di cuenta que la India de mis comienzos no hablaba así", explica Jennifer Jéssica Martínez Fernández (34 años) en diálogo con La Prensa.

LAS RAICES
En plena gira promocional por el lanzamiento de su disco y como anticipo de la presentación que hará el 21 de mayo en el teatro Coliseo, la cantante parece decidida a enaltecer su humilde origen. "Hay momentos en la vida donde uno intenta ocultar su parte racial y su origen por miedo al rechazo. Yo nací en el barrio Las Palmeras de Córdoba -España-, que es muy humilde, con riesgo de exclusión social. Y la verdad fue que no podía decir libremente de dónde era porque me cerraban puertas. En mis comienzos sentí mucho rechazo pero sabía que tenía mi voz como arma para combatir ese prejuicio. Hoy entiendo que tengo que estar orgullosa de mi lugar, de mi familia, de las calles de mi barrio y de la gente que vive allí. Siempre lo sentí pero hoy quiero decirlo y cantarlo. La canción "Gitana" es eso, esa etiqueta que antes me pegaban en la frente para desmerecerme y hoy es mi tesoro".

-Basta escucharla para confirmar que tiene una de las mejores voces de la nueva generación española.

-Cantar me liberaba. Cuando cantaba no sentía ningún rechazo, todo se equilibraba. Igual al hacer flamenco, también algunos sectores del medio me rechazaron, incluso mis amigos, porque ellos escuchaban la música de la radio y yo a Camarón de la Isla.

-Uno imagina que todos los duetos que hizo fueron porque la escucharon cantar.

-Todos los que me conocen quieren cantar conmigo, y eso me hace feliz porque me nutre mucho el aporto del otro. Me gusta la mixtura de estilos que se dio, por ejemplo, con Prince Royce, con Arjona, con Abel (Pintos), entre tantos otros. Salgo de mi zona de confort, sobre todo para que no puedan encasillarme. Me gustaría algún día hacer algo con Marc Anthony. Con Alejandro Sanz cantamos muchas veces en vivo pero no tenemos una canción formal, aunque ya estamos armando algo.

-La canción "Corazón hambriento", que cantó con Abel Pintos parece justa para ustedes.

-A Abel lo conocí en un show de Franco de Vita en México. No sabía quién era él ni él quién era yo. Cuando nos saludamos me mostró sus canciones en el celular, le pasé algunas mías y se generó una buena onda. Tiene una manera muy linda de contar las cosas y sentimos conexión inmediata. Sus primeras canciones me hicieron acordar a mí, impostando la voz y agrandando el cuerpo en el escenario. Yo hacía lo mismo. "Corazón hambriento" lo grabamos a la distancia por cuestiones de agenda, y como quedó bonita nos juntamos para hacer el video.

NOCHES UNICAS
En 2018, India Martínez junto a un seleccionado de cantantes españolas y argentinas, entre las que figuraban Bebe, Vanesa Martín, Pastora Soler, Marta Sanchez, Tini Stoessel, Patricia Sosa y Marcela Morelo, participó del show "Unicas" en el teatro Colón. Algunas de las mejores voces de la música hispana bajo la acústica de uno de los mejores teatros del mundo. Luego de ese éxito en ventas, se repitió el mismo show en Madrid, en el Palacio Real. Sobre aquellas inolvidables noches recuerda la artista: "Fue una experiencia preciosa, no solo por unir la agenda de todas las que éramos, sino por cantar en el Colón. Cuando me lo propusieron y me contaron quiénes participarían, acepté aunque me parecía imposible armarlo. Sin embargo, era una oportunidad única de estar junto a mujeres que admiro desde siempre. Yo canté con Tini, una hermosa persona, con quien después nos invitamos mutuamente a nuestros propios shows. Este año se hizo en Madrid y fue un éxito absoluto porque nunca se había hecho algo así allá".

-Parece tener el mundo en sus manos. ¿Con qué sueña?

-Una siempre aspira a más. Artísticamente soy ambiciosa, siempre ansío un teatro más grande. Hacer un Luna Park me encantaría. Sueño con lograr en la Argentina lo que conseguí en España, porque sé que tengo mucho para dar. No me gusta dormir en los laureles. Quiero seguir aprendiendo instrumentos, mejorando mi lenguaje corporal en el escenario.

-¿Tiene límites en lo musical o vale todo para llegar a sus sueños?

-Soy muy celosa de mi música y de lo que le doy al público. Me respeto como artista y respeto a quien compra un disco o paga una entrada para verme. No me veo haciendo un dueto con Becky G o Anitta. No porque no me gusten sino porque no me veo bajo ese concepto. Me gusta mucho bailar y disfrutar de esos ritmos pero siento que no encajo. En mi nuevo disco hay una aproximación pero muy leve con el tema "Besos escondidos". Hasta ahí llego.