La Prensa

Día de la Etica Médica: ¿alcanzada por la devaluación?

 

Por Gabriel Ballerini * 

La Asociación Médica Mundial celebró recientemente su 72º aniversario y el día mundial de la ética médica. Fue fundada el 18 de septiembre de 1947 justo un mes después del juicio por los crímenes de guerra a los médicos alemanes en Nüremberg, que cometieron diferentes abusos contra la humanidad, entre ellos, los experimentos hechos sin ningún tipo de respeto por los pacientes. A partir de ese momento se decidió que era necesario establecer una nueva organización médica internacional para volver a establecer la ética médica como tema de relevancia mundial.

La ética médica es la disciplina que se va a encargar de discutir y fundamentar los principios o normas que van a inspirar y guiar la conducta médica. Y en un mundo de extremo relativismo ético, como el que estamos viviendo hoy, se hace necesario e imperioso recordar junto a este día, la necesidad de volver a la moral y las buenas costumbres en el arte de curar.

El relativismo ético es la teoría que presupone que la verdad no existe; y que no se puede alcanzar la verdad objetiva en el ámbito moral. Sin embargo, hay otro sector de la sociedad que sostiene que sí es posible alcanzar un concepto de moral objetiva y universal aplicable a toda la humanidad.
En medicina esta diferencia es clave para determinar cuándo un acto médico será ético o inmoral, ya que la evaluación que hace la ética médica es cualitativa.

ALCANZADA POR LA DEVALUACION
La ética en general y en particular, la ética médica de hoy, no está exenta de
ser alcanzada por la devaluación en Argentina. Una de las principales crisis que tenemos en nuestro país es de orden moral. Se observa una gran crisis de valores que se manifiesta también en el ámbito médico y en la salud pública.

El avance de la ciencia permite hacer cosas que hasta hace unos años era terreno de la ciencia ficción, y hoy en pleno siglo XXI lo vemos como una realidad científica alcanzada. Pero también es cierto que junto con el avance de la ciencia surgen algunos interrogantes que han comenzado a preocupar sobre
el respeto y la dignidad de la vida humana.
Surge la pregunta ¿es lícito aplicar a la vida humana todo aquello que científicamente es posible hacer hoy?

La ética médica en el comienzo o en el final de la vida: el aborto, la eutanasia; la ética médica en el tratamiento de embriones: la criopreservación, la manipulación genética, la eugenesia, el descarte embrionario, la maternidad subrogada, etc. La ética médica en la amputación de miembros u órganos sanos: cirugías de reasignación de género, la hormonización trans, la tecnoética en el transhumanismo, en el biohacking. Son temas de moral médica, donde algunos lo verán como la extensión de ciertos derechos; y otros, como la vulneración o atropello de los derechos de de los demás.

Todos estos temas sin dudas afectarán al poder legislativo en los próximos años, que seguramente necesitarán del asesoramiento técnico de bioeticistas, filósofos y profesionales de la salud, ya que muchas de las fuertes discusiones que se han desarrollado a nivel parlamentario han sido de temas de ética médica.

EL TEMA ABORTO
En el último tiempo hemos observado en la discusión por la despenalización del aborto, cómo la ética médica también fue víctima de la devaluación en nuestro país. Según la ética médica, no hay vinculación alguna entre la profesión médica y el aborto. Argentina cuenta con muy buenos médicos, quizás los mejores de la región. Sin embargo, algunos profesionales de blanco han enmascarado al aborto como parte del "servicio de salud", aunque no sea propio de la medicina el ponerle fin a la vida humana, y lo han promovido como un derecho de salud pública. Y también hemos visto, como otros, cumpliendo los códigos deontológicos y la carta magna que tutela la vida desde la concepción, se han negado a practicarlo, asumiendo el costo personal de ser llevados injustamente a juicio por salvar las dos vidas y por honrar la ética médica.

Desde siempre la práctica del aborto ha sido considerada una gravísima violación a la ética médica. Y no podría ser de otro modo. Una profesión cuyo objeto es el cuidado de la vida, y por ende, la salud, no puede sino rechazar como un aberrante contrasentido el matar al hijo en el interior de su madre.
La dignidad humana es un derecho innato, inviolable e intangible, y es un derecho fundamental e inviolable del ser humano. Por lo tanto, celebramos el día de la ética médica y esperamos quede exenta de ser alcanzada por la devaluación argentina, ya que su fin es la buena práctica médica, que protegerá
y cuidará la vida y la salud de todos los pacientes.


* Especialista en Etica Biomédica (UCA).