La Prensa

Macri pidió dejar atrás "la mentira y la prepotencia"

El Presidente habló en la inauguración del Metrobús en la ruta 8, en el partido bonaerense de San Martín, donde estuvo acompañado por la gobernadora María Eugenia Vidal y el Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

El presidente Mauricio Macri aseguró que está "listo para seguir trabajando juntos" después de octubre, llamó a dejar atrás "la mentira, la prepotencia, los aprietes de punteros" y elogió a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, de quien dijo que "se propuso cambiar la historia" de la provincia.

El Presidente habló en la inauguración del Metrobús en la ruta 8, en el partido bonaerense de San Martín, que beneficiará a más de 250 mil personas, entre pasajeros de colectivos, automovilistas y vecinos.

Allí sostuvo que "estamos entrando en una etapa fundamental, un año bisagra, en el cual vamos a elegir seguir entre este camino hacia el futuro o volver al pasado" y, en clave electoral, dijo que estaba listo para continuar gobernando.

"Como presidente, con esta responsabilidad que me honra, estoy listo para seguir trabajando juntos y ayudarlos a terminar de cruzar el río. Hoy estamos a la mitad del río, entre el pasado en el que no hay ninguna solución y ese futuro que nos merecemos", remarcó.

Macri señaló que el futuro que imagina "tiene que ver con fortalecer nuestro sistema democrático, el diálogo, trabajar desde la verdad y alejarnos de la mentira, de la prepotencia, de los aprietes de los punteros que se abusan de las necesidades de muchos argentinos".

También dedicó una párrafos al Gran Buenos Aires al señalar que afrontó "28 años de abandono, de promesas incumplidas" en alusión a la gestión del peronismo.

"Uno de los lugares donde más olvido encuentro es nuestro querido conurbano", acotó.

Entonces, lo contrastó con Vidal, a quien calificó como "una gran gobernadora", que "se ha propuesto cambiar la historia".

El jefe del Estado aseguró que "nunca antes la Nación trabajó hoy como trabaja con la provincia, y la provincia, con los municipios, sean del partido que sean".

Junto a Macri se encontraban el intendente de San Martín, el peronista Gabriel Katopodis (que buscará su reelección), y el precandidato a ese cargo en el distrito de Juntos por el Cambio, Santiago López Medrano, a la vez ministro de Desarrollo Social provincial, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, y el intendente oficialista de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, quien también se postuló a un nuevo período de gobierno.

Macri dijo en este punto que "pasada la elección, somos un solo equipo que tiene que dar respuestas a los argentinos". 

Además, resaltó los avances realizados por su gestión en transporte, la ampliación de servicios de cloacas, agua potable e iluminación y expresó que "son los cimientos que a la Argentina le faltaban" y "que necesitamos para empezar a construir esa Argentina que queremos".

El Metrobús inaugurado hoy, de 7,9 kilómetros de extensión, le "cambia la vida" a miles de personas porque cada hora que ahorrarán es tiempo que podrán dedicarle a sus familias, trabajo o formación profesional, aseguró Macri.

Asimismo, calificó a la política como "un servicio público donde tiene que haber generosidad por parte de los dirigentes" a la hora de "llevar soluciones concretas".

Antes del Presidente, la gobernadora Vidal recordó que el Metrobús "fue un compromiso de campaña" y citó "otros imposibles que hicimos realidad en estos tres años y medio" de gestión, como los 5900 kilómetros de ruta construidos, las dos mil obras "que empezaron y terminaron sin ninguna denuncia de corrupción", los 13 pasos bajo nivel y la extensión de las guardias en hospitales públicos y del SAME a toda la provincia. 

Según el Gobierno, el Metrobús de San Martín -que comienza en la rotonda de la ruta 4 y Balbín y concluye en la avenida General Paz y San Martín- será utilizado por unos 150 mil pasajeros que utilizan doce líneas de colectivos, con un total de once estaciones y 20 paradores iluminados.

La obra generó 370 puestos de trabajo, entre obreros, inspectores y choferes, y demandó una inversión total de 720 millones de pesos.

El de San Martín fue el sexto Metrobús inaugurado en la provincia y el número 16 en el país, desde que Macri puso en marcha el sistema cuando era jefe de Gobierno porteño.