La Prensa

Pádel: Mieres y Galán se consagran en La Rural por lesión de Bela

El ex número uno del mundo se resintió en el gemelo derecho y obligó a dar por concluida la final, cuando apenas iban 5-5 en el primer set. De esta manera, los sorpresivos finalistas son los nuevos campeones del Buenos Aires Pádel Master.

Inesperado desenlace para el Buenos Aires Pádel Master, que por cuarto año consecutivo se desarrolló en La Rural y con gran asistencia de público en los seis días de competencia.

Cuando transcurría el primer set de la final (igualada en cinco games), una lesión en el gemelo de la pierna derecha de Fernando Belasteguín obligó al juez a dar por concluido el certamen, otorgando el título a la pareja conformada por el argentino Juan Mieres y el español Alejandro Galán, quienes nunca habían ganado en el predio palermitano.

El partido decisivo había comenzado con mucha expectativa, ya que ambas duplas habían dejado atrás a grandes candidatos: en el caso de Bela-Lima, a los sorprendentes Stupaczuk-Díaz (que ya habían dado el golpe al eliminar a los número 2 del mundo, Navarro-Lebrón), y los nuevos campeones hicieron lo propio con Sanyo Gutiérrez-Maximiliano Sánchez, defensores del certamen y líderes del ranking.

Equilibrado,  y por momentos con clima de Copa Davis, el momento en que Bela dijo basta dio cuenta de ello: una jugada intensa donde al intentar salvar un smash de Galán que se iba fuera de pista, el nacido en Pehuajó corrió y automáticamente dijo “me corté”.

El ex número 1 del mundo durante 16 años se hará mañana los estudios correspondientes para confirmar el diagnóstico, pero todo hace prever que no es de gravedad y que podrá jugar aunque sea un último torneo junto al brasileño Lima, ya que en dos meses se acabará el contrato que los une.

MANO A MANO

Ni bien terminó la premiación, donde se prestaron a los flashes de periodistas y fanáticos, los nuevos monarcas de La Rural dialogaron con La Prensa y destacaron el gran nivel que hubo entre las 32 parejas del cuadro principal.

“Tenía la sensación de que iba a ser un gran torneo, no sabía que nos podíamos llevar el título pero estábamos trabajando muy bien. Cada vez que jugábamos nos encontrábamos con mejores sensaciones, aunque no podía decir “vamos a ganar” porque todas las parejas quieren lo mismo” señala el madridista Alejandro Galán, 6to del ranking mundial.  

-Te volvés a España con el campeonato y encima con el premio Fair Play…

-Es un orgullo por todo el trabajo que hicimos con Juani. Y el premio Fair Play es algo especial, algo que cada deportista debería de llevar. Estoy agradecido al torneo porque es de las mejores pruebas del año.

-¿Te gustó el ambiente de la afición o lo que pasó con Lebrón es algo que se debe mejorar?

-A mí me han tratado espectacular, pero como no vi ese partido no puedo decir hasta qué punto se puede poner un límite a la afición (NdR: la gente lo sacó de partido ante cada error). Sé que se hizo mucho ruido, pero cada juego es diferente y para mí el público fue increíble, me gustaría volver a vivir eso.

-¿La dupla con Juan da para rato?

-Juani y yo empezamos un proyecto con mucha ilusión y cada torneo lo enfrentamos de la misma manera. Por suerte hoy ha caído un resultado muy bueno que no nos acompañaba hasta ahora, pero seguiremos trabajando duro. Cuando hablé con él buscaba su experiencia y veteranía, y además una faceta muy buena en la volea, por eso creí que jugar a su lado me iba a hacer mejor jugador, mucho más completo.

En cambio, Mieres destaca de Alejandro “un compañero joven, explosivo, que tiene un talento increíble que va madurando en cada torneo” y que “si está fuerte con los tiros que tiene, es imposible jugarle”.

El 8vo jugador del WPT le reconoce a este diario que siempre soñó con ganar un título en la Argentina, pero no de esta manera. Sin embargo, cree que tienen bien ganado el trofeo con forma de Obelisco.

 -Vencieron a dos parejas que iban camino al título como la de Sanyo-Maxi y la de Lima-Belasteguín. ¿Ganarle a un candidato significa un plus?

-Siempre cuando le ganás a la pareja número uno te da una moral muy grande, porque en el caso de Sanyo y Maxi venían jugando muy sólido y en un nivel muy alto. Pero en general hicimos una semana muy buena, con partidos durísimos. Nosotros hicimos un trabajo humilde, vinimos a luchar, sabíamos que todos venían a ganar y nos concentramos en pelearla hasta el final. Lo merecimos pero no así como terminó, por eso espero que Bela no tenga nada grave.