La Prensa

Danza para una (re)construcción

El coreógrafo Marcos Chaves y el compositor Martín Pereira presentan su obra "Celebrado".

 

Como aquel encuentro entre Jim Morrison y Ray Manzarek que dio origen a los míticos The Doors, también una playa (aquella en Los Angeles, ésta en San Bernardo) fue testigo del inicio de la relación artística entre el bailarín y coreógrafo Marcos Chaves y el pianista y compositor Martín Pereira. Enero de 2018, una charla circunstancial, el descubrimiento de que ambos tenían amigos e intereses en común. "Martín me contó que es músico, yo le dije que tenía una compañía. Me envió un tema para que escuchara lo que hacía y a mí se me ocurrió esta idea".

Lo que siguió fue un largo intercambio de mails y mensajes de WhatsApp en los que Marcos le contó a Martín su intención de "re-construir" el rock nacional, el folklore y el tango a través de una obra de danza contemporánea. "Re-construir en el sentido de resignificar esos movimientos que, surgidos cada uno en su tiempo, hoy ya no vibran de la misma manera. Quería traerlos al presente pero sin apelar a temas conocidos, populares, sino que sean la partitura y la instrumentación las que remitan a esos estilos".

"Combinar esos tres géneros en un mismo discurso fue lo difícil", reconoce Pereira, que en dos oportunidades -confiesa ahora- estuvo a punto de abandonar el barco. "Costó, pero finalmente logré componer algo que suene coherente, dentro de una misma lógica musical".

Lo que en principio iba a ser una única pieza corta, de unos veinte minutos de duración, terminó siendo un espectáculo en tres movimientos ("Obertura", "Susurro de arcángel", "Hermandad") que ya desde su título, "Celebrado, una nueva hermandad", marca el carácter de algo que "está en tránsito en este instante, que está sucediendo".

-¿Y qué es eso que sucede?
-El cambio que vive la Humanidad, el paso hacia una Humanidad más unida.

ESPECTADOR ACTIVO
Chaves disfruta de conjugar los tiempos verbales para ponerle nombre a sus proyectos. El grupo que creó hace seis años y que desde esta tarde llevará a escena "Celebrado..." tiene por nombre Hurgo Cía. de Danza. "Hurgo, de hurgar, algo relacionado con la búsqueda", reflexiona. Esta, como el resto de sus obras, no cuenta "una historia sino que comparte un estado. Es el espectador el que arma la historia, la encuentra por sí mismo. Es un poco otorgarle un rol más activo a la persona que mira, no darle todo resuelto", señala el coreógrafo.

Pereira compuso por primera vez para danza en 2004, para la inauguración de la Ciudad Cultural Konex. "Siempre es difícil tratar de poner en música un concepto que el coreógrafo trae en la cabeza. La partitura debe ser distintiva, debe darle una identidad a la obra y al mismo tiempo transmitir el concepto, la idea. Suelo decir que yo hago "música de diseño", que nace del ida y vuelta que entablo con el artista. Es una responsabilidad grande", confirma.

La comunión de tres géneros musicales dentro de una misma obra, explica Chaves, tiene un sentido. "El rock nacional es una resignificación de la que en su momento fue una revolución y que ahora -entiendo- puede ser el disparador de una re-evolución. Una fuerza que no sirve sólo para ir contra algo sino para empoderarnos. El tango refiere a la unión de los cuerpos, un encuentro donde ya no hay un sometido y alguien que somete. Y finalmente el folklore como un retorno a la esencia, al origen. Una apelación a lo primigenio".

A tono con la hermandad que pregona la obra, en la sala G104 (Gascón 104, Almagro) el público se ubicará formando un círculo en torno al espacio escénico. "Cada uno de ellos, bailarines y espectadores, tendrán un propósito en ese círculo, una razón de ser, e irán interactuando con diversos símbolos que les iremos proponiendo", anticipa el director. Son nueve los bailarines que llevan adelante la obra: Gabriela Ponce de León y Mariano Luraschi (del Ballet Folklórico Nacional), Soledad Pertino, Nicolás Baroni, Erika Salgueiro, Teresa Sevilla, Inés Silvestre, Julieta Zabalza y el propio Marcos Chaves. El diseño de vestuario pertenece a Laura Torrecilla y la iluminación es responsabilidad de Adrián Cintioli.

PERFILES
Sanjuanino y bailarín de danzas folklóricas en sus inicios, Chaves se formó en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, además de con maestros como Noemí Coelho, Rodolfo Olguín, Adolfo Colque, y en la Fundación Julio Bocca. Egresado de la Escuela de Danza Contemporánea Arte XXI, el gran Oscar Araiz lo convocó para dos de sus compañías y lo convirtió en su asistente, hasta que se independizó.

Como buen músico, Pereira tuvo una formación clásica en el comienzo, pero debutó en la composición con "rock psicodélico de los "60", inspirado -vaya coincidencia- en su banda preferida, The Doors. "Me deslumbran los clásicos, claro que sí, pero no soy de ceñirme a ningún estilo musica", admite. En "Celebrado...", explica, los géneros están presentes "pero no declarados. Hay insinuaciones, guiños, pero no sigo estrictamente los parámetros del folklore, del tango o del rock". Disfruta, y se nota, de "flotar en ese limbo estilístico".

"Celebrado..." debuta esta tarde, a las 19, y seguirá en cartel los domingos 23 y 30 de junio, a las 19, y el 16, a las 20.30.