La Prensa
DE QUE SE HABLA HOY

Una foto que da vergüenza por lo poco creíble

Esta foto querido lector que ya habrá visto usted decena de veces en todos los medios, es la viva imagen de la decadencia política argentina. En la sede nacional del Partido Justicialista (PJ), se reunió la Mesa del Consejo Nacional y la Comisión de Acción Política. El encuentro fue convocado por el presidente del partido, José Luis Gioja, luego de las elecciones en Córdoba, donde "el otro" justicialismo, el que no quiere unión con el kirchnerismo, obtuvo un rotundo triunfo de la mano de Juan Schiaretti, socio político del peronismo federal, enfrentado con el justicialismo filo K. Gioja armó el encuentro para que Cristina Fernández fuera después de trece años a un acto del PJ y además se dejara fotografiar con el fondo de algunos símbolos peronistas que durante sus dos presidencias fueron quitados de todos los actos públicos. Cristina le pidió a Gioja que le armara esta reunión para fijar su posición, de hecho fue la única oradora durante 25 minutos, tiempo que duró el encuentro.

Es muy importante saber quiénes fueron a buscar el refugio de los votos que arrastra la ex presidente, porque muchos de ellos, tal vez la mayoría, fueron o críticos severos de Cristina Fernández o bien fueron insultados y menospreciados por la ex mandataria, pero como la dignidad es un traje de temporada para nuestra clase política, poco importa, salir en la foto puede pagar. Hugo Moyano, Alberto Fernández, Felipe Solá, Aldo Pignanelli, por ejemplo, fueron críticos con la viuda de Kirchner e incluso participaron hasta unas semanas en movimientos peronistas anti K, como el Frente Renovador. 

Del otro lado están José Luis Gioja, Gustavo Menéndez, Julián Domínguez, Daniel Scioli, Fernando "Chino" Navarro, algunos de los que fueron insultados y ninguneados por CFK como lo demuestran las escuchas telefónicas de sus diálogos con Oscar Parrilli, otro de los vituperados pero al que parece que la humillación no le hace mella a su ferviente militancia kirchnerista. Para probar lo dicho busqué en los recientes archivos algunas frases de la ex presidente sobre los hoy sus "compañeros" de campaña. "Ese Menéndez es una porquería"; "Esos hijos de puta del Evita (Movimiento liderado por "Chino" Navarro) son una mala entraña total"; "En el PJ son todos unos imbéciles importantes y no sé qué mierda van a hacer.

Son elementales y primitivos". Podría seguir con la lista pero no vale la pena. Después de la reunión de ayer el meta mensaje que dejó la viuda de Kirchner y que Gioja referenció varias veces es que están buscando la incorporación de Sergio Massa al PJ ortodoxo para tener un candidato alternativo por si la señora decide no presentarse. Y Massa hace guiños de ojo después de todo lo que dijo sobre el gobierno de Cristina Fernández del que fue parte importante durante varios años.

La "jefa" llegó de afuera e impuso sus condiciones. Nadie pudo entrar a la reunión con su celular que debió dejar en la entrada dentro de un sobre blanco. No hubo periodistas en el acto y los únicos medios que registraron imágenes del cónclave fueron los aportados por la propia CFK. Este además de un grado de desconfianza hacia los compañeros, deja claro que la señora les marca la cancha y una de las condiciones que sin querer dejó deslizar José Luis Gioja es que el Frente que pretenden armar no llevará el nombre de Justicialista.

Los Kirchner nunca fueron peronistas ni lo serán, es más, los desprecian pero hoy se necesitan, se buscan y coquetean para tratar que superar el golpe que significó al triunfo del Peronismo Federal en Córdoba y la aparición en escena de Roberto Lavagna que podría ser la cabeza del otro frente peronista liderado por Pichetto, Urtubey, Schiaretti y Massa. Lo de ayer fue un show mediático que solo sirvió para demostrar que las convicciones son moneda de poco valor entre nuestros dirigentes políticos y sindicales. 

V. CORDERO