La Prensa

Bonafini: "Somos pacíficas pero no pacifistas"

Manifestantes impidieron la entrada del abogado de la sindicatura, que debía hacer un inventario de bienes en la sede de Madres.

"Somos pacíficas pero no pacifistas", fue uno de los argumentos que dio la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini en respaldo a la decisión de resistir un operativo judicialen la sede de la organización.

La dirigente habló después de que manifestantes allegados al organismo impidieran la entrada del abogado de la sindicatura Daniel Truffat, que debía hacer un inventario de bienes en el marco de la causa por la quiebra de la Fundación. Luego debió retirarse en medio de insultos y empujones, custodiado por policías de la Ciudad.

"Esta casa es de todos, no solo de las Madres, y el pueblo vino a defender lo que le pertenece en un día para la historia. No importa qué diga el juez, qué diga el síndico... Es tan siniestro y mentiroso", criticó la dirigente. "La historia de las Madres fue siempre de batalla y de resistencia", afirmó.

En la previa hubo insultos y corridas en un operativo judicial en la sede de Madres de Plaza de Mayo dispuesto por el juez Fernando Perillo en la causa en la que se investiga la quiebra de la Fundación, en 2017, por las deudas económicas con exempleados. Justamente el magistrado quería hacer un inventario de bienes para saldar esas deudas.

En un nuevo exabrupto, dijo que le no le importa qué digan el juez y el síndico. "Es todo tan falso, siniestro y mentiroso que no puedo decir más que me ch... un h...", exclamó. "Defendemos esta casa con el mismo criterio que nuestros hijos dieron la vida por nosotros", indicó.

La quiebra la dispuso el juez Perillo en junio de 2017 al hacer lugar al pedido de un extrabajador de la Fundación, Miguel Ángel Ortiz Benítez, al que el organismo le debía en ese momento  123.678 pesos. El magistrado determinó que hubo una "insuficiencia de fondos para desvirtuar el estado de cesación de pagos imputado".

La síndico Liliana Segal explicó que fueron designados "como oficiales 'ad hoc' al solo efecto de una toma del inventario" y que no esperaban que se produjeran forcejeos durante el procedimiento. 

"Vinimos solo a tomar un inventario conforme a lo establecido a la ley de quiebras. Ya se habían hecho partes parciales, solo faltaba terminarlo", indicó.

En tanto que el abogado Truffat explicó que cuando quiebra una asociación se realiza un inventario de bienes, y que eso es lo que iban a hacer en la sede. Consideró que "hay gente muy nerviosa" que no sabe qué iban a realizar y aclaró que no tienen autorización para llevarse "absolutamente nada" del lugar. 

Dijo que Bonafini siempre les permitió hacer su trabajo, en los casos de que no participaran representantes del ministerio de Justicia.